5 hombres con los que te puedes encontrar al momento de tener sexo

Tienes la sensación de que por fin encontraste al hombre perfecto, tiene tema de conversación, es divertido, te trata bien , se la pasan increíble juntos y pueden conversar de todos los temas posibles durante horas. Todo parece perfecto, pero cuando llega el momento de pasar al siguiente nivel todo se transforma y ese ser encantador que parecía tu alma gemela se transforma y resulta ser todo un fracaso en el sexo.

Peter Pan

Publicidad

Personalidad: El tipo en cuestión es divertidísimo. Te hace reír todo el tiempo, es ocurrente, se la pasa contando chistes. Tiene muchos proyectos, pero no concluye nada y termina por abandonarlos todos, pero no importan porque dice que aún es joven.

Tiene 37 años y aún vive con sus papás. Asegura que lo hace porque no quiere perder el estilo de vida al que está acostumbrado, pero que pronto se mudará y se irá a vivir a un buen lugar donde pueda vivir con los lujos a los que está acostumbrado. Suele hacer berrinches por todo y tiene poca tolerancia a la frustración.

Durante el sexo: Es como un niño grande. Es egocéntrico, pero no todo está perdido con él, porque es muy impulsivo, lo que te puede permitir experimentar con él nuevas cosas con él durante el sexo. Como tener sexo en el baño del restaurante al que fueron a cenar. Tal vez no es la persona ideal como para establecer un compromiso, pero algo es seguro con él sin duda te divertirás en grande.

El dictador

Personalidad: Está acostumbrado a que siempre se haga lo que él quiere. Es imperativo, mandón y a veces un tanto desconsiderado. En general son personas perfeccionistas y no soportan que no se haga lo que ellos dicen.

Si estás con una persona así, posiblemente nunca te deja escoger el lugar al que irán por la noche. Suele darte “consejos” sobre qué tipo de ropa te quedaría mejor según tu cuerpo; por qué debes cambiar de trabajo y qué tipo de lugares debes frecuentar para conocer gente que te ayude a escalar en tu profesión.

Durante el sexo: Este hombre  no sólo es un tirano sino que también es machista. Así que si realmente quieres tener sexo con alguien así, deberías pensarlo dos veces, porque este tipo de personas suelen ser ensimismados y egoístas, por lo que lo menos que le preocupará es que disfrutes el momento, sólo le importará su propio placer.

El sensible

Personalidad: Es un hombre sumamente sensible. Todo lo hace llorar, desde el amanecer hasta el atardecer. Suele ofenderse con mucha facilidad y con cualquier comentario. No tiene muy buena percepción de sí mismo, pues se considera feo y con pocas probabilidades de triunfar en la vida.

Es de las personas que se tiran para que los levantes, le encanta el drama y siempre se refiere a sí mismo como un fracaso. Es de los que creen que la mala suerte se apoderó de él y tiene la firme convicción de que el mundo conspira en contra suya. Si algo no sale como él esperaba, llora.

Durante el sexo: No es muy seguro de sí mismo, por lo que cualquier cosa que malinterprete podría provocar que reviene en llanto. Tal vez ponga mucho empeño durante el sexo, porque piensa que de todas formas todo saldrá mal. Así que podría ser que no te de la mejor noche de tu vida.

El rebelde sin causa

Personalidad: Es un rebelde sin causa. Es el clásico hombre que tiene un “no sé qué, que qué se yo” que te encanta. Es un tanto rudo, enigmático y con un toque de hombre sabio y experimentado.

No suele hablar mucho de sí mismo. Es callado, pero cuando decide hablar, hace comentarios atinados. Muy probablemente tenga un negocio propio, pues no teme emprender proyectos nuevos. Le gusta viajar y es aficionado a la velocidad.

Durante el sexo:

Es seguro de sí mismo, tiene experiencia en el tema, pero también valora las experiencias ajenas, por lo que seguramente se preocupará porque ambos la pasen bien. Así que existe la posibilidad de que con él aprendas técnicas que jamás habías visto o imaginado.

El todas mías

Personalidad: Es vanidoso, galán y mujeriego. Cree que a todas trae muertas y se considera imposible de alcanzar.

Se autocultivan, sólo hablan de ellos mismos y suelen tener un aspecto sumamente cuidado. Visten al último grito de la moda, cuidan meticulosamente su alimentación y se la viven en el gimnasio. Cuando sales con uno de ellos, quizás te platique de sus anteriores ligues.

Durante el sexo: Es un don Juan, así que no te conviene enamorarte de él. No caigas en el error de querer cumplir con sus expectativas, pues lo más probable es que la situación se vuelva como un monólogo donde tú ni siquiera figures. No te espantes si llega a compararte con alguien más, pues para él todas son iguales y sólo unas cuantas se diferencian de las demás.