Concluyen con éxito Taller de Panadería

Especial para los pacientes de la UBR de DIF Bahía de Banderas

Veinticinco pacientes de la Unidad Básica de Rehabilitación (UBR) del DIF Bahía de Banderas, demostraron una vez más que no hay obstáculos que impidan salir adelante, aprender nuevas habilidades y sobretodo luchar por tener una vida más saludable y de calidad.

publicidad
Publicidad

Así lo mencionó la Sra. Monserratt Peña de Gómez, Presidenta del DIF Municipal, quien comentó que en días recientes se llevó a cabo la clausura del Taller de Panadería impartido a los pacientes de la UBR que acuden durante la semana a recibir su tratamiento y terapia de rehabilitación.

Durante el evento protocolario, la titular del Sistema emitió un emotivo mensaje a los presentes en donde resaltó su sorprendente deseo de superación.

“A nombre de mi esposo el Presidente Municipal José Gómez Pérez, reciban nuestra más sincera admiración y respeto por este gran paso que acaban de dar, en donde es cierto que DIF les proporcionó las herramientas, pero las ganas de mejorar su calidad de vida con esa perseverancia, entusiasmo y esfuerzo las puso cada uno de ustedes, gracias por demostrarnos que la transformación de nuestro municipio no sólo se está dando en las obras públicas sino en lo más importante que tiene Bahía de Banderas que es nuestra gente y la familia como base de la sociedad” expresó.

Al respecto, el responsable del Taller el Chef Juan Carlos Flores Mejía felicitó a los pacientes y les hizo la invitación a continuar adquiriendo conocimientos que pongan a prueba su habilidad motriz y destreza a fin de contribuir a la mejoría en su tratamiento.

Por su parte, la Dra. Araceli Barraza Zapata, Coordinadora de la UBR, hizo uso de la voz para dar a conocer la exposición de motivos del Taller, en donde detalló que esta primera etapa del curso fue abierta para todos los pacientes que acuden a la Unidad de Rehabilitación, pero en el caso específico para las personas con alguna discapacidad permanente, en donde encontraron un momento de esparcimiento demostrándose a sí mismos que su discapacidad no es una limitante para seguir creciendo personalmente.

La Dra. Araceli, comentó que estos talleres son un recurso más para enseñarle al paciente diversas actividades que puede realizar en casa sin ningún riesgo, en donde además, aumentan su autoestima al descubrir que pueden ser tan independientes como ellos lo deseen de acuerdo a sus posibilidades.

La doctora informó que el objetivo del taller de panadería para los pacientes es la terapia ocupacional en donde se analizan los músculos ya rehabilitados, y ahí permite a los especialistas darse cuenta específicamente si están trabajando adecuadamente.

“Con este taller, nos dimos cuenta de los músculos que debemos tratar todavía en las personas que tuvieron dificultad para amasar o en el caso de los rodillos se trabajó la flexión de rodilla y estudiamos la tolerancia de las articulaciones en el paciente” concluyó.

Publicidad