¿Debemos preocuparnos?

Simples Deducciones

Llegaron las vacaciones, época esperada por todo mundo para disfrutar de unos días tranquilos, con la familia, de salir de la rutina, pero también de viajar, ir a fiestas, y muchas veces consumir alcohol por el sólo hecho de poder hacerlo, ¿cuál será el saldo de este periodo vacacional?, ¿cuántas víctimas habrá?, esta vez, ¿nos tocará a nosotros, algún familiar o conocido?

publicidad
Publicidad

Llámenme extremista, pero los accidentes vehiculares, relacionados no sólo con el consumo de alcohol sino también con el uso del celular son un tema verdaderamente preocupante; en nuestro país, de acuerdo a la Secretaría de Salud, son la primera causa de muerte de personas de 5 a 29 años de edad, la segunda de discapacidad, así como el tercer motivo de orfandad en México en niños de 5 a 14 años.

Cada año ocurren 470 mil accidentes de tránsito que provocan la muerte de entre 16 y 17 mil mexicanos, y lesiones serias en 150 mil; pese a los operativos que realizan los tres órdenes de Gobierno la realidad es que este problema social continúa presentándose. Nayarit se encuentra entre los estados con más mortandad en este tipo de sucesos, entre 16.4 y 26.7 muertos por cada 100 mil habitantes, según el Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes.

No vamos lejos, en nuestra entidad, el pasado periodo vacacional, hace tan sólo unos meses, en diciembre, casi 20 nayaritas fallecieron únicamente en accidentes vehiculares, en los que influyó —sobretodo— el consumo del alcohol y el uso del celular de manera imprudente.

De acuerdo a instituciones de vialidad a nivel nacional en el periodo de vacaciones de Semana Santa son más las personas que viajan y hacen uso de las diferentes carreteras del país, es decir, habrá más carros circulando por las vialidades de nuestro estado, principalmente las que llevan a un destino turístico de sol y playa; esto significa más riesgo para las personas de sufrir un accidente vehicular.

Si a eso le agregamos que cada vez más se incrementa el consumo de alcohol de los nayaritas y personas en general, la costumbre de ir usando el celular mientras se conduce un automóvil y la ausencia de medidas preventivas en este periodo de vacaciones, como revisar el vehículo antes de salir a carretera, entonces nos damos cuenta que debemos preocuparnos, y es que hay que recordar que los accidentes pasan de un momento a otro, en un instante y las consecuencias la mayoría de las veces son irreparables.

La falta de una cultura vial adecuada, de sanciones severas por parte de la autoridad, el exceso de trabajo y el no pensar nunca en los demás, son algunas de las razones por los que esta problemática se ha acentuado, no únicamente en Nayarit, sino en todo México.

Aplaudo que este año el Gobierno del Estado, pese a la molestia de muchos, pero pensando en la prevención, haya decido instalar puntos de revisión vehicular con alcoholímetro, sin duda será un punto a favor para evitar accidente, pero la clave, creo yo, es que la ciudadanía en general dejemos de pensar sólo en diversión y vacaciones, que cuidemos de nosotros mismos, nuestras familias y los demás. Pensar, “a mí no me va a pasar” o “a fulano le pasó porque era malo para manejar” no son excusas o pretextos para arruinar su vida y la ajena.

Hay que usar el cinturón de seguridad, bajarle al exceso de velocidad, revisar a detalle las llantas y el funcionamiento en general el vehículo antes de usarlo en carretera; respetar las señales de tránsito y reglamentos, pero sobretodo, no manejar en estado de ebriedad ni usar el teléfono mientras conducimos, sólo así ayudaremos a disminuir el riesgo de un accidente en esta época. Mándame tus comentarios, dudas y sugerencias a mi Facebook Juan Félix Chávez Flores o a mi correo juanfechavez@gmail.com

Publicidad