Hermanas de Joan Sebastian, fuera de su herencia

Ana María y Rosa Figueroa, no tienen derecho a recibir algún bien del cantautor, sólo su viuda e hijos, determinó una jueza

La jueza Sandra Gaeta Miranda, titular del Juzgado Octavo en materia de lo familiar, ubicado en Cuernavaca, Morelos, determinó que las hermanas de Joan Sebastian no tienen derecho a recibir algún bien del cantautor, y solamente podrán participar del juicio su viuda e hijos. Así lo informó Cipriano Sotelo, representante legal de Alina Espín, última esposa de Joan, y sus hijas.

publicidad
Publicidad

” No reconoció como herederas a las hermanas de Joan Sebastian por un motivo muy sencillo que marca la ley: los familiares más cercanos excluyen a los más lejanos, si no hubiese esposa, ni hijos, entonces ya se pueden ir sobre los nietos o los padres del fallecido, después se extiende de manera lateral hacia los hermanos e inclusohasta los primos, pero en este caso, los más cercanos son la exesposa y los hijos, quienes son los primeros que tienen derecho a heredar”, informó Cipriano Sotelo.

El pasado 13 de mayo dio inicio el juicio intestamentario, interpuesto por los hijos de Joan Sebastian, con una audiencia llamada Junta de Herederos, en la que las personas que se consideran con derecho a recibir bienes del cantante se presentan ante la jueza que se encarga de llevar el proceso, quien determina qué personas tienen derecho a ser consideradas herederas, en esta audiencia, Ana María y Rosa Figueroa, externaron ante la jueza su intención de formar parte de esa lista de herederos; sin embargo, la jueza determinó lo contrario.

A partir de la notificación de este fallo, las señoras Ana María y Rosa tienen tres días hábiles para inconformarse con esa decisión.

“Las hermanas de Joan Sebastian pudieran inconformarse contra el fallo que no les dio el derecho, desde mi particular punto de vista no tienen derecho; sin embargo, pueden tener otro punto de vista, con otro abogado e impugnar esa resolución”, dijo. La jueza también determinó que el albacea de los bienes del cantante sea Baltazar Fitz, uno de los mejores amigos de Joan y quien también fuera en alguna época su administrador.

A partir de ser notificado, el albacea cuenta con 30 días para depositar una fianza de un millón de pesos y 30 días más para presentar una lista de los bienes y propiedades que formarán parte de la herencia y presentarla ante la jueza para que ésta la dé a conocer a los herederos.

“El albacea propone el listado de bienes, el juez lo califica y les dice a los demás: ¿Qué opinan ustedes de ese listado que está proponiendo el albacea? Y ahí es donde se puede advertir alguna inconformidad, si alguien no estuviera de acuerdo o darle un palomazo o darle un visto bueno para que la Juez apruebe esa segunda etapa”, informó el abogado.

Hasta el momento se ignora cuántos y cuáles son los bienes y propiedades del cantautor que entrarán dentro de esa lista, ya que hay bienes desconocidos, incluso, para la propia familia.

“El albacea va a tener que ser muy profesional, muy serio, en el momento que haga el aporte de la lista de todos los bienes, no tenemos la certeza de cuántos bienes pudiesen quedar enlistados, porque no basta decir: era tal inmueble o tal vehículo, tal cosa, hay que justificarlos legalmente, por eso el albacea tiene que ir recabando escrituras públicas, contratos de compraventa, estados bancarios, si es que tenía dinero, se hablaba de que hay algunos bienes, vehículos que también tienen que quedar documentados para que un juez pueda  probar su legítima propiedad”, dijo Según el abogado, una vez determinada la lista de bienes, que serán administrados por el albacea hasta la conclusión del juicio, se iniciará el proceso de partición y liquidación del acervo hereditario, que será dividido a partes iguales entre nueve personas: José Manuel, Julián, Zarelea, Juliana, Marcelia, Joana; hijos del cantante, Alina, última esposa y los hijos de Trigo y Juan Sebastián, hijos del cantante, quienes murieron asesinados años atrás en distintos hechos.

“Después viene un proyecto de partición, que puede abarcar varias facetas, por ejemplo: pudieran los herederos de manera conjunta proponer, que uno se quede con una casa, otro con un rancho, otro con un vehículo, pero si no hay coincidencias el juez también pudiera proponer, incluso, que se vendan todos los bienes y el dinero dividirlo conforme el reconocimiento de sus derechos en porcentajes; hasta ahorita, lo que nos queda claro es que todos tienen el mismo derecho de porcentaje, los hijos de Joan Sebastian y su esposa tienen el mismo derecho de manera proporcional, entonces, son nueve herederos en total, se divide todo en nueve partes”, informó.

El abogado aseguró que todo el proceso se está llevando de común acuerdo entre los familiares y que hasta el momento no existe ninguna discrepancia entre las partes.

Publicidad