Podría PROFEPA sancionar a inmobiliaria por daños a estero

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) analiza la aplicación de sanciones por la construcción de un bordo de protección en el estero de San Francisco, en Bahía de Banderas.

En un comunicado, recordó que dicha construcción afectó una fracción de vegetación en el citado estero, además de que parte de las obras no estaban previstas en los permisos de edificación en zonas federales otorgados por la CONAGUA y la SEMARNAT.
Esas irregularidades podrían ser motivo suficiente para dictar la clausura parcial temporal de las obras y actividades, informó la delegación federal de la PROFEPA en Nayarit.

publicidad
Publicidad

Agregó que al realizar una visita a dichas obras, el pasado 20 de diciembre, el procurador Guillermo Haro Bélchez instruyó imponer las medidas correspondientes que deriven del incumplimiento a los términos y condiciones señalados por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT).
La PROFEPA reiteró que esta acción forma parte de las labores de inspección y vigilancia que estará efectuando en el área, en conjunto con dependencias ambientales de los diferentes niveles de gobierno.

Lo sucedido

Un relleno de materiales aparentemente autorizado realiza en estos días la empresa Inmobiliaria San Pancho en el estero de San Francisco, una laguna costera cuya alteración podría provocar inundaciones durante el temporal, lo que ha movilizado a los moradores del poblado homónimo, enclavado a 40 kilómetros de Puerto Vallarta, en tierras de Nayarit.

La laguna costera tiene presencia de maquinaria pesada y trabajadores de la empresa propiedad del inversionista estadounidense John Hardesty, quien tutela un proyecto de construcción de condominios cuyos permisos datan de 2009; la obra del relleno fue autorizada mediante manifestación de impacto ambiental de modalidad particular, por la delegación de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales en Tepic, un año atrás, con la supuesta intención de reforzar el viejo bordo del arroyo Los Izotes –conocido como bordo “El Museo”-; sin embargo, el desarrollador, en lugar de reforzar el bordo que desde los años setenta del siglo XX delimitaba la zona inundable, decidió hacer otro bordo de protección, adentrándose decenas de metros en el cauce del arroyo y del estero de San Pancho, también llamado La Lancha.

Publicidad