SAT congela cuentas a hermano de Guillermo Padrés

El organismo solicitó congelar tres cuentas bancarias a nombre de Miguel Padrés Elías, a quien el exgobernador llamó alguna vez “el hermano más rico de la familia”

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) congeló tres cuentas bancarias a nombre de Miguel Padrés Elías, hermano del exgobernador de Sonora, Guillermo Padrés, ambos investigados por evasión fiscal y lavado de dinero por el Departamento del Tesoro en los Estados Unidos y la Procuraduría General de la República (PGR).

publicidad
Publicidad

El pasado mes de enero, el periódico Excélsior sacó a la luz pública documentación oficial que obra en el expediente judicial y que comprueban la existencia de sospechosas transferencias electrónicas por 8.8 millones de dólares entre instituciones bancarias de México, Estados Unidos y Europa, donde se beneficia directamente al ex mandatario panista y su familia, estos depósitos y operaciones ilícitas fueron detractadas por la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público que inició la investigación.

De acuerdo a registros judiciales, el SAT solicitó que fueran congeladas tres cuentas bancarias las cuales están a nombre de Miguel Padrés Elías de quién Guillermo se refirió en una rueda de prensa ante los medios de comunicación como “el hermano más rico de la familia”.

Apenas el pasado mes de mayo, la Fiscalía Anticorrupción en Sonora con el apoyo de la fuerza pública realizó un cateo en el lujoso rancho propiedad de Guillermo Padrés, ubicado al oriente de Hermosillo en la zona rural conocida como San Pedro, como parte de una investigación por el delito de enriquecimiento ilícito durante su sexenio; en tanto, la Delegación Estatal de la PGR citó al exgobernador para una comparecencia, pero éste no se presentó.

Según establece la investigación de autoridades financieras en México y los Estados Unidos, el 18 de mayo de 2015, dos semanas antes de las elecciones donde perdió el poder, en una cuenta de Nueva York, Guillermo Padrés recibió a su nombre una sospechosa transferencia electrónica por 8.8 millones de dólares. Una semana después, el 26 de mayo, el ex gobernador cambió los dólares a pesos y los transfirió a su cuenta, es decir, recibió una transferencia por 134 millones 229 mil 607 pesos con 34 centavos, al tipo de cambio en aquella fecha.

En 2009, aún como senador de la República, Guillermo Padrés presentó una declaración patrimonial donde afirmaba que su fortuna familiar ascendía a dos millones 100 mil pesos, pero en 2015, unos meses antes de dejar el Gobierno de Sonora, el exmandatario panista reconoció que la riqueza de su familia había aumentado a 262 millones de pesos, lo que representa un incremento del nueve mil por ciento en tan sólo seis años.

Publicidad