10 Consejos para bajar de peso sin hacer dieta

Es un error suponer que con solo dejar de comer o comiendo mínimas cantidades perderás peso, estos consejos te ayudarán a bajar de peso sin hacer dieta.

Pueden ser muchas las razones por las que una mujer suba de peso y son la misma cantidad de formas por las que también se puede recuperar el peso saludable.

publicidad
Publicidad

Existen algunos consejos para bajar de peso sin hacer dieta:

Desparasítate.

Desparasitarte cada seis meses junto con tu familia, puede ayudarte a perder peso porque te desinflamarás y tus funciones digestivas mejorarán.

Limpia tus intestinos.

Cuando nuestro tránsito intestinal es lento, podemos pensar que tenemos entre dos y tres kilos de excremento a lo largo del intestino grueso, ¿puedes imaginarlo? Limpiar o depurar los intestinos significa básicamente ingerir fibra, de germen de trigo, de alga espirulina o de trigo.

Evita el azúcar.

El azúcar no solo engorda, también inflama nuestras células y se le investiga como un cancerígeno poderoso. Dejar de consumir azúcar en bebidas, alimentos o aderezos va a transformar tu rostro, tu cuerpo y hará maravillas por tu salud en general.

Revisa tu guardarropa.

Busca ropa que haga que tu figura luzca armónica y proporcionada; la ropa demasiado ajustada o demasiado holgada te hace ver y sentir gorda; encuentra, como en todo, el equilibrio.

Cambia tu vajilla.

Regala todos los platos y vasos grandes y cámbialos por otros más pequeños y aprende a servirte y sentirte satisfecha con porciones más pequeñas.

Revisa tu calzado.

Ésta es muy fácil de aplicar: si calzas un zapato cómodo te moverás más y mejor, eso aumenta la actividad física.

Compite con alguien.

Si eres una mujer de retos, ponte de acuerdo con una amiga o un familiar y compitan por ver quien baja de peso.

Ahorra dinero.

Mucho del sobrepeso se gana por comer golosinas, salir por un helado y todas esas cosas que favorecen comer todo el día. Proponte ahorrar el dinero, por ejemplo, que gastas en refresco, solo eso, del refresco. En un mes notarás que tu cintura se adelgaza y tu cartera se engruesa.

Inicia una clase de baile o algún deporte. Aparte de divertirte y encontrar nuevas amistades, aumentarás tu consumo de calorías y esto se traduce en simple pérdida de peso.

Cambia de amigos.

Revisa tu círculo de amistades y si encuentras por ahí a alguien que solo te anima a comer, es tiempo de replantear la mistad.

Publicidad