5 pasos para cambiar el diseño de tu casa

Puedes cambiar el estilo de tu hogar con un toque especial a un espacio, o bien, cambiando por completo muebles o accesorios

Tener una casa hermosa como sacada de una fotografía de revista, es un sueño común que casi todo adulto contemporáneo tiene. Sin embargo, muchas veces la idea de cambiar el diseño de nuestro hogar es algo que se queda como un proyecto al aire que jamás llevamos a cabo, ya sea por falta de tiempo o presupuesto.

publicidad
Publicidad

De acuerdo con GAIA Design, a lo largo del año existen varias etapas donde las personas piensan en remodelar su hogar, ya sea dándole un toque especial a un espacio, o bien, cambiando por completo desde el color de las paredes o el tipo de piso, hasta los muebles y accesorios.

Sin embargo, pasar horas buscando muebles, revisando presupuestos, comparando precios, visitando tiendas y hojeando revistas de diseño, resulta una tarea titánica que pocos estamos dispuestos a realizar. ¿Qué pasaría si pudiéramos resumir todas estas tareas para cumplir nuestro sueño en tan sólo 5 pasos? A continuación te decimos, cómo:

Elige el área de la casa que deseas transformar: las habitaciones más pequeñas o aquellas en las que no pasamos tanto tiempo son la opción ideal para empezar con los cambios. A través de ellas podemos experimentar estilos, formas y colores. Son el ejercicio ideal para dejar salir nuestra imaginación e ir ensayando cambios sutiles o drásticos. Una vez que hayas terminado con el primer cuarto, marca la ruta a seguir.

Define tu estilo ideal: este puede resultar el más dificil de todos los pasos (sobre todo si no te consideras un experto en el tema). No te preocupes, lo más importante es tener en mente la idea de cómo quieres que se vea tu lugar, las tendencias están marcadas por el momentum y el lugar geográfico, sin embargo, cuando hablamos de tu hogar, lo que se debe buscar es reflejar tu propio estilo: vintage, vanguardista, minimalista, loft, zen, étnico, kitsch, etc.

Experimenta con el color: esta es la raíz de todo, necesitas encontrar un color base que puedas complementar poco a poco con pequeños detalles que le den vida e iluminen tu espacio. Las combinaciones son infinitas, lo importante es no tener miedo al color o sus mezclas, probar con pequeños toques o accesorios coloridos te servirá de mucho para observar si ese es el complemento perfecto y el que logra comunicar justo aquello que estás buscando.

Verifica el espacio: tener conciencia del espacio que tienes disponible en cada habitación es básico antes de iniciar cualquier compra. Mide los metros que tienes disponibles, muebles grandes o pequeños, todo es posible si tienes una visión exacta del espacio con el que cuentas y cuáles son los tipos de muebles que ocuparás para determinada estancia de la casa, toma tu decisión con base en su funcionalidad y practicidad.

Delimita tu presupuesto: tener un presupuesto definido para cada habitación, te ayudará a seguir una línea y mantenerte al margen de ella a la hora de adquirir cosas nuevas. Verifica cuáles objetos de los que ya tienes pueden integrarse a tu nueva propuesta de diseño, ya sea para ese cuarto o para uno diferente; notarás que algunos de ellos pueden ser reciclados o arreglados para convertirse en el complemento perfecto de cualquier cosa nueva que adquieras.

Publicidad