6 maneras de ayudar a tu bebé desde el embarazo

El embarazo es una etapa hermosa de la vida, pero para las que somos mamás primerizas también es una de las que más miedo dan porque nos llena de pánico no saber si estamos haciendo todo lo posible para que nuestro bebito nazca sano. Si te sientes así, ¡no te preocupes! Es lo más normal, pero para darte un poco de paz mental te tenemos 6 consejos que ayudarán a tu bebé a crecer sano y fuerte en tu pancita.

1) ¿Qué no puedo comer?

publicidad
Publicidad

Seguramente tu doctor te dará recomendaciones sobre este tema, pero la Oficina para la Salud de la Mujer en Estados Unidos sugiere no comer:

  • Pescados y mariscos ahumados refrigerados (como salmón)
  • Salchichas y embutidos
  • Leche y jugos sin pasteurizar
  • Ensaladas con proteína preparadas en tiendas (como ensalada de atún)
  • Quesos suaves sin pasteurizar (como queso fresco)
  • Plantas medicinales no aprobadas por tu doctor
  • Germinados crudos
  • Pescados con altas cantidades de mercurio

2) Las vitaminas y minerales que necesitas

Es importante que consumas las vitaminas que tu cuerpo necesita en esta etapa. Las puedes obtener de tus alimentos. Las que no te pueden faltar son:

  • Ácido fólico (al menos de 0.4 a 0.8 mg)
  • Hierro (27 mg)
  • Calcio (1,000 mg y 1,300 si tienes menos de 18 años)
  • Vitamina B12 (2.6 mcg)
  • Vitamina D (10 mcg)

Es muy importante que hables con tu doctor sobre las vitaminas y minerales que tu cuerpo necesita.

También existen multivitamínicos que te ayudan a complementar tu alimentación, los cuales cuentan con la porción necesaria para que tu y tu bebé estén totalmente saludables.

3) Aléjate del alcohol y del humo

Esto puede parecer obvio, pero es importante que sepas por qué debes evitarlo. Beber alcohol durante el embarazo, incluso en pequeñas cantidades, puede provocar trastornos del espectro alcohólico fetal. El alcohol en la sangre de la madre pasa al bebé a través del cordón umbilical.

Todos los tipos de bebidas alcohólicas (incluyendo la cerveza y el vino) pueden afectar a tu bebé en cualquier etapa del embarazo. Los bebés con TEAF pueden desarrollar desde déficit de atención hasta problemas del corazón.

Por otro lado, fumar o ser fumadora pasiva durante el embarazo incrementa el riesgo de muerte de cuna. Por eso es importante que lo evites a toda costa.

4) Hacer un poco de ejercicio

Mantenerte activa ayuda a preparar a tu cuerpo para el parto (y te servirá mucho cuando tengas que cargar a un bebé por horas y horas). La mayoría de las mujeres embarazadas pueden hacer ejercicio sin riesgo, platica con tu doctor sobre lo que puedes hacer. Te recomendamos yoga para embarazadas. ¡Puedes encontrar muchos videos divertidos y dinámicos en YouTube!

5) Evita el jacuzzi

Aunque existen pocos estudios sobre esto, es mejor que evites el jacuzzi y otros lugares muy calientes (como saunas y salas de vapor) durante tu embarazo, especialmente en el primer trimestre. El calor te puede provocar desmayos, ¡así que mejor quédate en la alberca estas vacaciones!

6) ¡Toma más agua!

Cuando estás embarazada necesitas tomar más agua para mantenerte  hidratada. La Clínica Mayo recomienda al menos 10 vasos al día (que son aproximadamente 2.4 litros). Aunque sientas que te la vives en el baño es importante que no dejes de tomar agua, ¡te ayudará a evitar malestares y tu bebé te lo agradecerá!

Estos son solo algunos de los tips que te recomendamos seguir. Ya lo mencionamos muchas veces, pero no dejes pasar tu visita al doctor y asegúrate de hacerle todas las preguntas que tengas, ¡no importa qué tan ridículas te suenen! Estar informada te ayudará a sentirte más cómoda y relajada durante tu embarazo para que puedas disfrutar de esta hermosa etapa. ¡Pronto tendrás a tu bebé en tus brazos y todo habrá valido la pena!

Publicidad