Agua Santa es campeón

De la novena edición del Campeonato Nacional Charro los Tres Toños

De alarido resultó la segunda final del Noveno Campeonato Nacional de los Tres Toños, en el lleno que registró Rancho El Quevedeño, donde Agua Santa se llevó la segunda final y el título con 378 unidades, 372 para los Tres Potrillos y 316 Hacienda de Guadalupe.

Publicidad

Tres Potrillos caló de 33 con Gerardo Fernández, otros 33 ahora de Mauricio Ríos de Hacienda Guadalupe y 24 de Moisés Navarro.

Recital de piales, con los nueve “fogonazos”. Tres de Enrique Ramírez de 61 totales para las huestes de don “Chente” Fernández, tres de 64 que firmó Juan Soltero por los neoleoneses y otros 3 de Juan Pablo Franco de 76 buenos para los ahora campeones.

Los jaliscienses abren con 86 en colas y “Gera” Fernández fue el mejor con 34, Siguen 99 de los norteños, con 40 de Andrés Muñoz y 111 de Agua Santa, con 39 de Salvador Franco y 37 de su hermano Alejandro, así como 35 de Fermín Delgado. En ese orden, las puntuaciones parciales, eran: 180, 196 y 211.

“Chón” Sáinz se lució con 25 en el toro por Potrillos y la terna fue de 52, en las canillas de Enrique Ramírez Pulido y Héctor Hernández.

Alberto Fragoso entró por Hacienda de Guadalupe y le ganó 18 al toro, cumpliendo 49 de sus terneadores Juan Luis Blanco y Mauricio Ríos. Agua Santa mandó a Isaac Mejía en el toro y ganó 17, con solo 26 del lazo cabecero (Alejandro Franco) porque se les acabó el tiempo. En las alturas, los parciales, decían: 257, 263 y 254, la cosa estaba ardiendo.

“Tayo” Gurrola jineteó yegua por los afamados Potrillos y se agenció 22 tantos, dos manganas a pie de Enrique Ramírez Pérez, de 25 y 25, con un malo en el tercer tiro. A caballo otra de su hijo Enrique Ramírez Pulido de 25.

La gente del norte gana 23 en la yegua con Andrés Muñoz, manganón de 32 de Homero Elizondo a pie y sin suerte a caballo, solo dos de bonificación.

Los campeones suman 22 en la monta de yegua de Isaac Mejía, siguen Juan Pablo Franco con dos manganas a pie, de 24 y 25, con dos de tiempo ahorrado y otras dos que firmó a caballo su hermano Alejandro, de 25 y 25, con tres de tiempo, quedando en ese orden el tanteador 353, 320 y 380.

Ya había campeón. De 21-2 el paso de los subcampeones con “Chón” Sáinz, menos cuatro de Hacienda Guadalupe y menos dos de los flamantes campeones.