Alemania derrumba el sueño mexicano

Otra vez en 29 de junio, contra los alemanes, el Tricolor quedó eliminado de la Copa Confederaciones

Alemania nos despertó del sueño de ganar la Confederaciones y México quedó eliminado tras ser goleados 4-1.

publicidad
Publicidad

La «Mannschaft» mostró las carencias de la defensa y volvió a poner en cuestión las rotaciones de Osorio, que en los partidos trascendentales, termina goleado.

En un abrir y cerrar de ojos, México tenía el partido en contra.

México apenas se acomodaba en la cancha cuando Goretzka al 5′ ya había puesto en ventaja a los alemanes con un disparo de fuera del área que dejó sin oportunidad a Guillermo Ochoa.

México estaba noqueado, apenas estaba asimilando el gol en contra cuando Goretzka consiguió el segundo al minuto 7 en un contragolpe letal donde quedó mano a mano con Guillermo Ochoa.

Luego del 2-0 en contra, México comenzó a dominar la pelota y generar jugadas de peligro.

La defensa alemana se replegó bien atrás y no dejó que México disparara a portería con comodidad y se fueron al mediotiempo con el marcador en contra, pero el Tricolor tenía la esperanza de remontar, como en todos los juegos de la Confederaciones.

En el segundo tiempo, México tuvo una clara, cuando Javier Hernández tomó un balón cerca de media cancha y lo condujo para que al final Raúl Jiménez fallara su disparo.

El error despertó a los alemanes que en los siguientes minutos dieron avisos del tercer gol.

Primero Timo Werner en un mano a mano contra Ochoa mandó el balón rozando el poste y de milagro no teníamos el tercero.

Pero Alemania, que ya tenía el control total del esférico, consiguió un tarcer gol lapidario.

En una jugada elaborada, Héctor quedó completamente solo con el balón y decidió centrarlo a Timo Werner para que simplemente empujara el balón al 58′.

Con el 3-0 en contra, México siguió buscando el gol, pero las jugadas terminaban en la defensa alemana o en disparos que pasaban lejos de la portería de Ter Stegen.

Casi al finalizar el partido, llegó el premio para México, que lo intentó todo el partido. Marco Fabián tomó el balón fuera del área y disparó para un verdadero golazo.

Pero no era el final, Alemania volvió a mostrar las carencias de la zaga mexicana y Amin Younes consiguió el cuarto gol germano, tras recibir un balón por la banda izquierda prácticamente solo.

Al final, México tuvo más la posesión del balón, generó más disparos y tiros de esquina, pero Alemania fue el que metió los goles.

 

Defensa, lo peor de México en la Confederaciones

Ver a jugadores colocados en posiciones que no conocen o no son sus habituales fue una constante durante el certamen, por lo que el que Layún, Salcedo y Alanís corrieran contra su arco también fue una constante.

Publicidad