Alerta en EUA; huracán Joaquín se vuelve «extremadamente peligroso»

El huracán de categoría 4 con vientos máximos sostenidos de 215 kilómetros por hora ganó intensidad la madrugada del viernes tras comenzar a descargar su fuerza sobre las islas Bahamas

El «extremadamente peligroso» huracán Joaquín, de categoría 4 en la escala Saffir Simpsom (de un total de 5) y con vientos máximos sostenidos de 130 millas por hora (215 kilómetros por hora), seguía ganando intensidad la madrugada del viernes tras comenzar a descargar su fuerza sobre las islas Bahamas, mientras la costa este de Estados Unidos se prepara para recibir su impacto.

publicidad
Publicidad

El Centro Nacional de Huracanes (NHC, por su sigla en inglés), con sede en Miami, advirtió que Joaquín podría seguir incrementando su fuerza mientras se dirige hacia el norte. El meteoro se desplaza lentamente lo que aumenta su peligrosidad.

La zona central de las Bahamas, archipiélago del Atlántico cercano al estado de Florida, sufrió durante la jornada del jueves a viernes los potentes vientos y las copiosas lluvias de Joaquín, y el castigo continuará en las pròximas horas, indicaron los meteorólogos del NHC.

A las 8 AM del viernes el ojo del huracán se hallaba como a unas 30 millas (50 kilómetros) al norte noreste de Clarence Long, y como a 45 millas (70 kilómetros) al sur suroeste de San Salvador Bahamas.

El CNH dijo que está en efecto una alerta de huracán para todo el centro de Bahamas e incluye a Abacos, Berry Islans, Eleuthera, Gran Bahama y Providencia.

También continúan los avisos de tormenta tropical para las provincias cubanas de Camagüey, Los Tunas, Holguín, y Guantánamo.

Se espera que el peligroso huracán se fortalezca en las próximas horas.

Inundaciones de magnitud se han registrado en algunas islas, sobre todo en Acklins, señaló el capitán Stephen Russell de la agencia de emergencias de Bahamas, citado por el diario Tribune 242.

«Hay inundaciones severas en Acklins y nos informaron de dos personas atrapadas en sus casas», dijo Russell, al señalar que los equipos de rescate deben esperar a que amainen los destructivos vientos para poder atender las emergencias.

Publicidad