¡Alerta! Es responsabilidad de todos

Simples Deducciones

Lo mejor de la vida son los vínculos emocionales que formas con otras personas, el amor a tu familia y seres queridos —como amigos y demás—, encontrar seres humanos con los que te identifiques y sientas unido por maneras de pensar o actuar,  esas son las bases para una vida plena; pero, ¿qué pasa con quienes no tienen nada de eso? o por lo menos así lo piensan y sienten.

Publicidad

Las tragedias suceden de un momento a otro, los malos entendidos, accidentes, problemas familiares, pérdidas de trabajo, incluso las rupturas amorosas; desafortunadamente es común el dañarse entre familiares o amigos con palabras o acciones muchas veces sin sentido pero que terminan provocando heridas en el otro. Cuando algo de eso sucede las personas estamos en riesgo de caer en depresión, de tomar decisiones que no tienen vuelta atrás.

En lo que va del año 66 nayaritas han decidido quitarse la vida y diciembre es un mes complicado debido a que comúnmente es la fecha del año cuando hay más posibilidades de interacciones sociales; hay vacaciones y tenemos tiempo libre para analizar nuestra vida, revisar logros y metas cumplidas, pero también para recordar lo que nos duele, lo que nos hace falta y eso provoca que las personas con ausencia de las bases que antes mencionaba se sientan solos y sin razones para vivir, y por ello tienden a incrementar los suicidios.

Es indispensable voltear a nuestro alrededor en estas fechas, buscar a quienes nos han demostrado su cariño y apoyarnos en ellos, o incluso pedir la ayuda de un profesional, todo es válido para prevenir esta clase de tragedias; eso por un lado, pero por el otro, no siempre las personas manifestamos de manera clara que valoramos a alguien, tal vez la falta de tiempo, la rutina o los propios problemas nos consumen, pero debemos intentarlo, aprovechar el tiempo libre en quienes queremos, no sólo en nosotros mismos.

Darnos el espacio para preguntarle a familiares, amigos e incluso conocidos sobre sus problemas, escucharlos y mostrarles que no están solos; esto debemos hacerlo no únicamente con las personas de la tercera edad o que pasan de los 40 años —digo esto ya que anteriormente dicho sector era quienes más recurrían a quitarse la vida— ya que en los últimos años el promedio de edad de quienes se suicidan en Nayarit  es menor, de 15 a 29 años aproximadamente.

Según la Secretaría de Salud del estado las mujeres son quienes más intentan quitarse la vida pero utilizan métodos no tan efectivos y por ello la mayoría de los casos de suicidio en la entidad son de hombres, quienes por lo general usan técnicas más rudas y rusticas a fin de que el asunto no quede en el intento, ya que de acuerdo a los especialistas “temen fallar y ser víctimas de burlas”. 

Este tema es muy complicado y extenso, hace ya algunos meses lo abordé en este espacio, y señalaba su gravedad a nivel mundial, además de la importancia de que todos los sectores de la población, junto con los gobiernos de los tres órdenes, pongamos de nuestra parte en prevenirlo, es decir, es responsabilidad de todos que logremos que cada vez menos nayaritas decidan quitarse la vida. Mándame tus comentarios, dudas y sugerencias a mi Facebook Juan Félix Chávez Flores o a mi correo juanfechavez@gmail.com