AMLO cierra campaña en Veracruz con estadio casi vacío

López Obrador conoció el mayor fracaso de sus actos de campaña en el inmueble donde juega el equipo de futbol Veracruz

Para cerrar su campaña presidencial en esta entidad, una de las nueve que también elige gobernador, Andrés Manuel López Obrador se presentó en el estadio Luis “Pirata” de la Fuente que apenas se ocupó en un tercio de su capacidad.

publicidad
Publicidad

Como ocurrió a la panista Josefina Vázquez Mota en su arranque de campaña en 2012 en el estadio Azul, López Obrador conoció el mayor fracaso de sus actos de campaña en el inmueble donde juega el equipo de futbol Veracruz.

El acto se programó a la misma hora del juego México contra Corea del Sur, segunda aparición del selectivo nacional en el Mundial Rusia 2018, que en el cierre de esta ciudad, se reproduciría en pantallas gigantes, de manera que, para cumplir su agenda, el candidato tomaría el medio tiempo para su discurso de proselitismo electoral.

Pero el plan fracasó. López Obrador llegó al estadio y encontró un graderío casi vacío; al centro, en la cancha, las sillas solas esperaban a una concurrencia que buscaba cubrirse del sol.

Aunque las sillas finalmente se ocuparon, las gradas de sol lucieron con algunas manchas de pequeños contingentes que no encontraron espacio en el área de sombra, esa si, llena.

Al iniciar el medio tiempo del partido del Tri, el acto político arrancó con la participación de Cuitláhuac García, el candidato de la coalición ‘Juntos Haremos Historia’ que disputa la gobernatura al hijo homónimo del actual gobernador, Miguel Ángel Yunes, conocido aquí como “El Chiquiyunes”, un parentesco aludido de manera persistente en la campaña y particularmente hoy.

“Vengo a apoyar a Cuitláhuac, y a todos los candidatos, pero subrayo a Cuitláhuac, porque él está enfrentando a la familia Yunes Linares”, expuso López Obrador en su mensaje.

Según López Obrador, García lleva 20 puntos de ventaja, pero el gobierno manipula los datos para robarse la elección.

Aunque la idea era que el mensaje político concluyera al reiniciar el partido, López Obrador ignoró el aviso de sus colaboradores y siguió hablando —ya inició, es el mismo marcador, voy a seguir hablando—, repitiendo sus ofertas de campaña.

Inclusive, cuando cayó el segundo gol, anotado por “Chicharito” Hernández, le avisaron y el candidato sólo dio el marcador y se obstinó en continuar su alocución.

Entre discusiones con su equipo de colaboradores, finalmente el presidencial terminó de ver la transmisión en compañía de su familia y cercanos, hasta que al concluir abandonó el estadio para seguir su gira hacia Puebla.

Publicidad