AMLO pide a comunidad indígena no vender su voto

Durante su visita a Chiapas en precandidato aseguró que ‘la mafia del poder’ ha empobrecido los pueblos originarios

En el séptimo día de visita en Chiapas, el precandidato de Morena a la presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador, pidió a las comunidades indígenas no vender su voto por ser un pecado social y “no sólo lo digo yo, también lo ha mencionado el Papa Francisco”.

publicidad
Publicidad

Ante indígenas de San Chamula, el tercer municipio que visitó este sábado, antes estuvo en Simojovel -la tierra del ámbar-, posteriormente en Chenalhó donde hace 21 años 45 indígenas que rezaban en el interior de una hermila fueron masacrados.

En San Juan Chamula donde prevalecen los usos y costumbres indígenas, López Obrador afirmó que “la mafia del poder” ha empobrecido a originarios, e incluso miles de jóvenes emigran a Estados Unidos para poder enviar dinero a sus familias y es el caso del pueblo Tzotzil, ubicado en las cercanías de San Cristóbal de las Casas.

Al arribar a la cabecera Municipal de San Juan Chamula, el líder de Morena, se le impuso el atuendo indígena, “el Chug color blanco y el sombrero únicamente; sin embargo, no se le otorgó el bastón de mando, debido a que por usos y costumbres sólo se les otorga a los líderes del PRI y recientemente a los líderes del PVEM.

Ante miles de indígenas que llegaron de otros municipios de la región indígena a el precandidato dijo que es importante reactivar la economía del campo para evitar la migración de los Indígenas quienes hoy corren el riesgo de ser deportados de Estados Unidos por la política de Donald Trump.

Asimismo, se refirió a diversos temas entre ellos, al de la corrupción, se comprometió a ser un gobierno austero de llegar a ser presidente, asimismo reiteró que abrogará la reforma educativa e hizo énfasis. Que los pueblos están empobrecidos porque todo se lo “roban”.

Mientras en Estados Unidos, el productor es subsidiado, en México es explotado, e incluso prometió dar precios de garantías. “La fábrica más importante de México, -es el campo-, y vamos a comer lo que producimos, e incluso en el sureste se van a sembrar más de un millón d hectáreas de cultivos y arboles maderables, tan sólo Chiapas tendría unas 200 mil.

Con ello se van a generar empleos en los ejidos y se van a pagar los jornales al doble para inhibir la migración a los Estados Unidos y con ello ya no tendrán que ir a levantar las cosechas.

Asimismo “Los jóvenes de los altos de Chiapas no. tengan que irse a buscar la vida a Cancún u otros estados de México e incluso a Estados Unidos; al contrario, se tratara que trabajen en sus lugares de origen, donde se encuentran sus culturas”.

El país va cambiar, porque se va impulsar el desarrollo y nadie se va tener ir a trabajar del logro lado de la frontera. “Haber cómo le va ser Donald Trump, y quien va recoger las cosechas que recogen los mexicanos, nadie va tener necesidad de irse a buscar la vida del otro lado de la frontera”.

Publicidad