Arqueólogos mexicanos hacen importante descubrimiento del siglo I

Una calle, pequeñas construcciones, numerosos objetos y 300 monedas del siglo I, en Magdala, Israel, lugar en donde Cristo predicó y que durante años estuvo sepultado

Un grupo de arqueólogos mexicanos descubrió una calle, pequeñas construcciones, numerosos objetos y 300 monedas del siglo I, en Magdala, Israel, lugar en donde Cristo predicó y que durante años estuvo sepultado.

Publicidad

De acuerdo con el sacerdote Juan Solana, consultado por el semanario Desde la Fe, el Proyecto Magdala, que encabeza en Israel un grupo de arqueólogos mexicanos, avanza con éxito.

Entre los logros del proyecto promovido por los Legionarios de Cristo, en el que participan la Universidad Anáhuac del Sur, arqueólogos de la UNAM y la autoridad de antigüedades de Israel, están los recientes descubrimientos.

“Este año nos limitamos a excavar durante el verano, con cien voluntarios, encabezados por la profesora Marcela Zapata de la Universidad Anáhuac del Sur, y se excavaron unos 500 metros cuadrados, con una profundidad que oscila entre uno y cuatro metros. Entre los descubrimientos están una calle del siglo I, un cuarto de baño ritual, dos o tres habitaciones y numerosos objetos de cristal y cerámica, y como 300 monedas del siglo I”, reveló el sacerdote, fundador del Proyecto Magdala.

En declaraciones que recoge el Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México (SIAME), añadió que durante varios años de excavaciones han colaborado en su proyecto unos mil 400 voluntarios, la mayoría de ellos mexicanos.

“La gente puede tocar y estar en una ciudad del siglo I que durante siglos quedó sepultada por el aluvión. Otras ciudades del siglo I han sido reconstruidas al paso de los años, pero esta se conserva intacta. Quien visita Magdala camina por las calles en donde predicó Jesús. El evangelio de Lucas (8, 1-3) dice que Jesús iba por toda Galilea predicando, de sinagoga en sinagoga; el Evangelio también dice que Jesús era seguido por un grupo de mujeres que habían sido curadas de espíritus inmundos, entre ellas María Magdalena, de quien habían salido siete espíritus. Ella, precisamente, era de Magdala, era María de Magdala”, explicó el presbítero.

Finalmente, mencionó que el Proyecto Magdala considera hacer un museo de sitio, para exhibir todos los hallazgos.

También aseguró que “hemos recomenzado la construcción de la Casa de Peregrinos, que estará terminada en un par de años, y tendrá 160 habitaciones para recibir a 300 peregrinos”.