Arriba buque con 181 toneladas de ayuda humanitaria a Oaxaca

La SEMAR explicó que los víveres serán trasladados al centro de distribución y entrega inmediata para que llegue a las familias damnificadas en Chiapas y Oaxaca, afectadas por los sismos

La Secretaría de Marina Armada de México informa que en el marco del Plan Marina de auxilio a la población civil en zonas y casos de desastre o emergencia, arribó al puerto de Salina Cruz, Oaxaca, el Buque ARM Zapoteco AMP-02 de la Armada de México con 181 toneladas de ayuda humanitaria, que será entregada al Mando Naval de ese puerto para su traslado al centro de distribución y entrega inmediata a las familias damnificadas de los estados de Chiapas y Oaxaca afectadas por los sismos.

Publicidad

Los víveres fueron donados por la población de Guaymas, Sonora y La Paz, Baja California quienes acudieron a los Centros de Acopio establecidos en las instalaciones de las dependencias de gobierno, instituciones públicas y privadas, mostrando su solidaridad ante la situación de emergencia que se vive en esa zona del país.

Con el puente marítimo implementado por la Institución naval, el buque Zapoteco de la Armada de México transporta víveres para la población civil. Asimismo, está equipado como buque hospital y cuenta con áreas de consultorios, enfermería, apoyo clínico, quirófano, sala de recuperación y hospitalización, para ser empleado en casos y zonas de desastre.

La capacidad máxima del Zapoteco es una tripulación es de 76 elementos, sus características principales son: 74 metros eslora (largo), 12 metros, manga (ancho), 2 mil 506 toneladas métricas y 13 nudos de velocidad máxima.

Cabe destacar que el buque “Zapoteco” cuenta con tres menciones honoríficas por brindar apoyo humanitario durante el tsunami de Indonesia en 2004, y en los terremotos de Perú y Haití en 2007 y 2010, respectivamente.

Esta Institución continuará trabajando para brindar el apoyo inmediato a la ciudadanía, a través del “Plan Marina”, que está diseñado para actuar oportunamente ante emergencias y desastres naturales. Porque nadie nos detiene para dar auxilio a lo más importante que tenemos; la gente de nuestro México.