Así luce el legendario 3310 de Nokia en su regreso

Este modelo ha vuelto por todo lo alto para intentar resucitar a una marca que había caído en el olvido

Nokia ha hecho oficial su vuelta a los smartphones clásicos con una suerte de revisión del mítico Nokia 3310, esta vez, de la mano del nuevo propietario de Nokia y fabricante chino HDM Global. De esta forma, el Nokia 3310, uno de los móviles más robustos y conocidos del pasado glorioso del anterior fabricante finlandés, vuelve de nuevo al mercado para intentar recuperar un poco de esa gloria perdida y situar a HDM Global en el centro de la opinión pública, algo que ni sus terminales Nokia con Android ni su tablet, ni su cámara OZO supieron hacer.

En forma de remake, más homenaje que vanguardia, el nuevo Nokia 3310 que acaba de ser presentado por HDM Global en el seno del Mobile World Congress 2017, aunque como todos esperábamos, lo hace fuera del esplendor que Nokia tuvo en algún momento del pasado, puesto que lo que promete, sobre el papel, el nuevo Nokia 3310 es más una forma de hacer ruido que de competir de tú a tú con el resto de modelos del mercado fuera de la gama media-baja, puesto que lo que era vanguardia en el pasado, su forma de hacer las cosas, dista mucho de lo que el consumidor medio busca en estos tiempos.

El nuevo Nokia 3310 nos ofrece un terminal de gama baja con teclado clásico con pantalla de 2,4 pulgadas QVGA, cámara de 2 megapíxeles, e incluso una ranura microSD, pero con funciones muy limitadas para un mercado que desde luego no es el objetivo de resto de terminales de la compañía. Y es que a diferencia de la robustez del modelo clásico, la variante moderna es un poco más pequeño, más delgado, más ligero, muy parecido a cualquier terminal de gama baja genérico.