Aumenta consumo de cristal entre niños y jóvenes de Nayarit

En el CECA han llegado niños desde los 9 años y hasta gente de 70 años adicta al cristal, informó Juan Antonio Cambero Pérez

Juan Antonio Cambero Pérez, Director estatal de Consejo Estatal Contra las Adicciones (CECA) en Nayarit, ha crecido de manera alarmante la estadística que registra el consumo de la sustancia mejor conocida como cristal entre los niños y jóvenes de Nayarit, destacó que del total de la población que llega a sus instalaciones, el 90% es por consumo de esta droga ilegal.

publicidad
Publicidad

“La droga de preferencia actualmente es el cristal a nivel estatal, en el CECA han llegado niños desde los 9 años y hasta gente de 70 años adicta al cristal. Hemos abierto grupos terapéuticos, damos talleres para habilidades en la vida, trabajamos con los padres de familia sobre el tema de la violencia y agresiones, madres permisivas etcétera. Se han generado también grupos de apoyo para niños desde los 12 años que están en el nivel de secundaría”, precisó el titular del CECA.

Conocido también como “el foco”, “crack”, “crystal meth” o “hielo”, esta droga provoca una reacción de adicción inmediata, quita el hambre, anula el sueño y es por ello que es el preferido de los niños en situación de calle, abandono o que en sus hogares no se les presta la debida atención, por igual resaltó Juan Antonio Cambero que en recientes investigaciones se han encontrado que los jóvenes que buscan bajar de peso sin hacer ejercicio de manera errónea utilizan el cristal como una de las técnicas para adelgazar.

Las principales zonas contempladas como foco rojo por consumo de esta droga en Nayarit es toda la región que comprende la denominada Costa de Oro señaló, además de afirmar que Santiago Ixcuintla y La libertad son quienes ocupan los primeros lugares en la lista de consumo.

“La droga de cristal es de alta adicción, un solo consumo genera dependencia, entra en el torrente sanguíneo sube al cerebro, en el cerebro hay un estallido de neurotransmisores o neuroquímicos, generalmente la dopamina que es la sustancia del placer, por ello se sienten excitados, en un estado de placer y de poder, además que andan anestesiados”, refirió.

El abandono y los cambios de personalidad son unas de las principales señales de alerta que deben ser tomadas en cuenta por los padres de familia, indicó Juan Antonio Cambero, además de enfatizar que esta droga es de fácil acceso además de económica, por ello hizo un llamado a los padres para prestar atención a sus hijos y en caso de contar con este problema acudir a las instalaciones del CECA para obtener ayuda.

Publicidad