Bush va por más vigilancia fronteriza con plan migratorio

El aspirante a candidato en las elecciones de 2016 quiso poner el énfasis en la seguridad fronteriza con más inversión en vigilancia electrónica

El ex gobernador de Florida y aspirante a la nominación presidencial republicana Jeb Bush presentó un plan migratorio de seis puntos para EU que pone el énfasis en la seguridad fronteriza y contempla dar un “estatus legal” a inmigrantes indocumentados.

Publicidad

“Para aquellos que ya están en el país, necesitamos poner en marcha un camino riguroso que requiera pasar por una revisión de antecedentes penales, pagar multas, pagar impuestos, aprender inglés, obtener un permiso provisional de trabajo, trabajar y no recibir ayuda federal” antes de obtener “estatus legal”, escribió el candidato en el informe que contiene el plan publicado en su web.

Bush reconoce que “no hay plan racional para deportar a millones de personas que el pueblo estadunidense esté dispuesto a apoyar”, en referencia a los 11 millones de inmigrantes sin regularizar que viven en el país y cuya expulsión es impracticable.

“Afectaría a comunidades y familias y podría costar a los contribuyente centenares de miles de millones de dólares”, aseguró Bush, quien confió en obtener el apoyo de los demócratas si llega a la Casa Blanca para aprobar la reforma migratoria que se le ha resistido al presidente Barack Obama.

No obstante, el aspirante a candidato en las elecciones de 2016 quiso poner el énfasis en la seguridad fronteriza, con más inversión en vigilancia electrónica, infraestructuras, vallados y puestos avanzados de la Patrulla Fronteriza en el “frente” de una “defensa profunda”.

Los seis puntos que incluye el plan se centran en la seguridad fronteriza, control de estatus legal para empleados, deportaciones y el fin de las llamadas “ciudades santuario”, que no buscan activamente en ciertos casos la deportación de indocumentados.

La propuesta delineada por Bush incluye el sobrevuelo de drones, sensores y radares, así como la creación de puestos avanzados en zonas fronterizas remotas, para responder a cruces ilegales de personas y luchas contra el tráfico de drogas.

Asimismo, propone que la Patrulla Fronteriza sea más flexible para responder a los cambios de ruta de los carteles mexicanos de la droga y se invierta dinero en vallado, carreteras y mejores accesos para interceptar inmigrantes indocumentados y narcotraficantes.

Para evitar la contratación por parte de empresas estadunidenses de trabajadores indocumentados, Bush considera necesarias políticas para incentivar la utilización del sistema de verificación electrónica de estatus legal conocido como E-Verify.

Bush no menciona penas para aquellos empresarios que contraten a inmigrantes indocumentados ni apunta específicamente a convertir en obligatorio a nivel nacional el uso de E-Verify.

El plan de Bush incluye también el desarrollo de un sistema biométrico a la salida del país, como ocurre cuando se ingresa legalmente en el país, para determinar quiénes permanecen en el país de manera ilegal una vez expirados sus permisos de estadía y visados.

Más noticias

La familia Bush amplía su poder, sobrino de George asume cargo en Texas

George Prescott Bush, hijo del ex Gobernador de Florida, Jeb Bush, y sobrino del ex Presidente George W. Bush, asumió el cargo de comisionado de Tierras de Texas, en una ceremonia realizada en el Capitolio estatal en Austin.

Con la juramentación al cargo, Bush prolonga la dinastía política de su familia, que comenzó su bisabuelo Prescott Bush en 1952, cuando fue electo al Senado federal.

Publicidad

La tradición siguió con su abuelo, el ex presidente George H.W. Bush, y continuó luego con su tío, el ex Gobernador de Texas y también ex Presidente George W. Bush, y su padre Jeb, ex Gobernador de Florida y ahora un posible candidato a la Presidencia en 2016.

Bush, de 38 años, fue electo en noviembre pasado como comisionado de Tierras de Texas, al superar fácilmente en las urnas a su contrincante, el ex Alcalde demócrata de El Paso, John Cook.

El cargo de Comisionado de Tierras es la posición política más antigua de Texas, establecida en los tiempos de la República de Texas, después de obtener la independencia de México en 1836.

En la actualidad, el comisionado de Tierras es el responsable del manejo de miles de millones de dólares en bienes, inversiones y minerales propiedad del estado.

En la ceremonia de juramentación, Bush dijo que desea “practicar la política de la aspiración”, que definió como la que ofrece esperanza y unidad, no miedo y división.

El joven político republicano habló brevemente de sus expectativas al frente de su nuevo cargo para mejorar la rentabilidad de minerales y tierras que el estado renta y que benefician a los estudiantes de las escuelas públicas.

Bush se comprometió a proteger los recursos naturales, hacer lo correcto por los veteranos de guerra y ser un buen guardián de la Misión de El Álamo, uno de los múltiples monumentos estatales ahora bajo su responsabilidad.

Sostuvo que “Texas no es sólo un lugar al azar en el mapa que se puede apuntar” con el dedo.

“Es la idea de que la gente puede ir tan lejos y tan rápido como sus sueños (…) que el gobierno debe trabajar para nosotros, no contra nosotros”, añadió el político.

 

Con información de: Notimex