Campeón en el Súper V8

El tapatío fue premiado por su hermano Checo Pérez luego de siete años sin coronarse en un serial

Antonio Pérez pasó del noveno al segundo lugar en la última carrera del serial Súper V8 y se erigió como campeón de la temporada, teniendo un festejo especial luego de que Checo Pérez, su hermano, fue quien le dio el trofeo.
Al tapatío le bastaba empezar la prueba y completar una vuelta para tener los puntos que matemáticamente le darían su primer título desde que se coronó en el Serial NASCAR México de 2008.
“Ésta es una responsabilidad muy grande al ser campeón en el primer año de esta categoría; no queda más que seguir trabajando para obtener más victorias”, dijo el piloto una vez finalizada la carrera en el Autódromo Hermanos Rodríguez.
“Se me da bien este Autodrómo, ya tengo muchos años corriendo y las dos veces que me he coronado han sido aquí”, dijo Pérez, quien sumó 854 puntos en la temporada.
Checo Pérez, el piloto mexicano más destacado en la actualidad al formar parte de la Fórmula 1 con el equipo Force India, estuvo al lado de su hermano para celebrar juntos su logro.
La carrera fue detenida en tres ocasiones por dos banderas amarillas y una roja, luego del choque en una de las curvas. La última competencia del año fue ganada por el capitalino Xavier Razo, quien se quedó con el segundo lugar de la competencia global al sumar 798 puntos del serial que tuvo 10 fechas en Guadalajara, San Luis Potosí, León, Aguascalientes, Pachuca, Querétaro, Monterrey, Puebla y el Autódromo Hermanos Rodríguez.

Publicidad