Candidatos condenan separación de familias inmigrantes

Ante la polémica política de Donald Trump que separa a las familias inmigrantes y envía a los menores a centros de detención, los candidatos presidenciales expresaron su rechazo

Ante la polémica política de Donald Trump que separa a las familias inmigrantes y envía a los menores a centros de detención, los candidatos presidenciales expresaron su rechazo. 

publicidad
Publicidad

José Antonio Meade dijo a través de su cuenta de Twitter que México se siente “agraviado” con esta “desalmada” política migratoria. Prometió que como presidente defenderá siempre los derechos humanos de los migrantes y el interés superior del menor. 

“Nos sentimos profundamente agraviados frente a la política migratoria del Presidente de Estados Unidos que separa desalmadamente a los niños de sus padres en la frontera. Como Presidente, defenderé siempre los Derechos Humanos de los migrantes y el interés superior del menor”, publicó.

Ricardo Anaya declaró en un evento de campaña en  Iztapalapa que lo que está haciendo Donald Trump “no tiene nombre”, pues separar a los niños de sus padres es una “atrocidad”. Criticó que el gobierno actual “no se atreve a levantarle la voz a Donald Trump y recordó que Enrique Peña Nieto lo invitó “aún cuando llevaba un año insultándonos”. Aseguró que él sí levantará la voz y defenderá el interés nacional. 

Andrés Manuel López Obrador expresó desde su cierre de campaña en Culiacán, Sinaloa su protesta por la situación de los niños inmigrantes. Dijo que están siendo deportados en “condiciones inhumanas” y pidió al presidente Enrique Pela Nieto que actúe con urgencia, para lo cual propuso tres acciones: una enérgica nota diplomática de protestas en contra del gobierno de Trump, que se solicite la intervención del Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU, y que se envíe un equipo de profesionales (abogados, psicólogos, trabajadoras sociales) a frontera para asistir a los niños y sus familias. 

Por su parte, Jaime Rodríguez “El Bronco” lamentó que el presidente de Donald Trump quiera separar a las familias como medida de presión para evitar que sigan ingresando a territorio estadounidense.

“Pues aquí el problema es que México tiene que, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SER), ponerle atención; deben ponerle atención ahorita, no es para que el próximo gobierno resuelva, porque no podemos permitir que los niños se queden sin papás y sin mamás”, aseguró.

Publicidad