Chalapud sorprendió y ganó el oro

El nariñense Róbinson Chalapud, viniendo de atrás y como una exhalación, logró dar la sorpresa en la prueba de fondo en carretera del Campeonato Nacional de Ruta Élite, y se quedó con la medalla de oro y vestirá la camiseta tricolor por un año.

Luego de una larga e intensa carrera de 188 kilómetros corridos bajo la lluvia al comienzo y con un tenue sol en la parte final, este se definió en un embalaje en los últimos 200 metros, en los que Chalapud (Orgullo Antioqueño) impuso su punta de velocidad (4h:26’:50’’), sobre hombres como Daniel Jaramillo (Jamis Hagens), Jeffry Romero (Boyacá) Rigoberto Urán (Etixx – Quick Step) y José Serpa (Lampre – Mérida).

Publicidad

En cuanto a Nairo Quintana, hay que decir que el boyacense, jefe de filas del Movistar Team, sufrió un percance mecánico, se le estalló una rueda, se cayó, y no pudo terminar la competencia, pese a que el incidente se presentó en los últimos 100 metros de la carrera. Afortunadamente no tuvo lesiones de consideración.

De esta manera el ciclista nariñense lucirá durante la presente temporada la camiseta tricolor que lo identificará como campeón nacional de ruta en todas las competencias en las que participe con su equipo, que es de categoría Continental, y que afrontará el calendario UCI América.

La carrera

La competencia que partió de Medellín, tuvo un par de fugas, una de las cuales logró marcar la pauta por más de 120 kilómetros, entre los que estaban, entre otros, Dáyer Quintana, Omar Mendoza, Luis Martínez, Didier Sastoque, Leonardo Rodríguez, Edwin Sánchez, Cristian Peña y el santandereano John Alexánder Pico.

En total fueron 12 pedalistas los que mantuvieron protagonismo, llegando a tener a su favor 4’:30’’, mientras que el grupo principal se mantuvo a la expectativa.

Pero cuando faltaban poco menos de 30 kilómetros, se perdió la armonía entre los hombres de la fuga, mientras que en el grupo se inició una seria persecución. En ese momento quedaron en punta de competencia Quintana, Sastoque y Martínez, quienes sacaron ventaja sobre sus compañeros de fuga.

Sin embargo, en ese momento el lote principal ya les había dictado ‘boleta de captura’, y la diferencia ya era de 1’:30’’.