Comienza “Un día sin inmigrantes” en EU

Hasta el momento se desconoce quién o que organización hizo el llamado que se viralizó por las redes sociales con la consignación “No ir a trabajar” entre otras

«En apoyo a todos los inmigrantes estaremos cerrados (el) jueves», se lee en un cartel detrás del vidrio de un restaurante mexicano con sus puertas cerradas en el barrio de Harlem en Nueva York. Sus dueños apoyaron la convocatoria hecha por redes sociales con el fin de protestar contra las medidas migratorias del nuevo gobierno de Donald Trump y mostrarle la importancia de los inmigrantes en Estados Unidos.

Se desconoce quién o qué organización hizo el llamado que se viralizó por las redes sociales con la consigna «No ir a trabajar, no abrir nuestros negocios, no comprar en tiendas o por internet, no comer en restaurantes, no comprar gasolina, no ir a clases, no mandar a nuestros hijos a la escuela». Pero en ciudades de todo el país, desde Houston hasta Washington DC, algunos negocios –especialmente restaurantes que suelen emplear una gran cantidad de inmigrantes– decidieron no abrir.

Uno de los empresarios que está de brazos caídos este jueves es el chef español José Andrés, quien afrontó una demanda de Trump por cancelar un plan para abrir un restaurante en un hotel de Washington. Cerró sus locales para decirle a la administración Trump que «formamos parte del ADN de América. América no puede funcionar sin nosotros».

No está clara la magnitud que alcanzará esta jornada, pero en Washington DC unos 60 restaurantes cerraron de forma total o parcial. En Philadelphia, los trabajadores latinos y de otras comunidades de inmigrantes apoyaron el llamado, mientras que en Chicago y Nueva York otro puñado de restaurantes lo secundaban.

«No más odio, no más detenciones, no más injusticia. Todos tenemos derecho a disfrutar el fruto de nuestro trabajo y la libertad», se lee en una cartulina pegada en la entrada de un salón de bellaza en Norristown, Pennsylvania. » Mr. President, I invite you to listen at least 2 stories of immigrants (Sr. presidente, lo invito a que escuche la historia de al menos dos inmigrantes)», se lee en otro.

Aulas vacías

En una escuela de Texas, una maestra de origen chileno se encontró con un salón de clases vacío, según una foto que colgó en su cuenta de Twitter.

La situación era similar en una escuela de Carolina del Norte, donde una maestra compartió cartas e ilustraciones hechas por sus estudiantes. «Pienso que voy a perder a mis amigos hispanos», se lee en una de ellas.

La convocatoria nació tras las primeras medidas migratorias anunciadas por el incipiente gobierno de Trump: la ampliación del muro fronterizo y el retiro de fondos a ciudades santuario, entro otros. Asimismo, se da

luego de que la semana pasada fueran arrestados más de 680 inmigrantes en operativos en 12 estados, desde California hasta Kansas y Carolina del Sur.

Los ánimos se han agitado aún más tras la firma de otra orden ejecutiva que suspendió temporalmente el programa de refugiados y prohibió la entrada por 90 días de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana.