Con los senos en la mano, corren para recaudar fondos contra el cáncer de mama

Cuatro mil personas corrieron ayer domingo en contra del cáncer de mama que mata, en promedio, a cinco mil mexicanas cada año

En el marco de la 1 carrera Fucam contra el cáncer de mama, cuyo objetivo fue juntar fondos para la compra de una cámara de medicina nuclear de doble cabezal que le permitirá a la fundación realizar un diagnóstico y tratamiento integral a las mil mujeres que atiende cada año, Fernando Guisa, presidente de Fucam, insistió en que el cáncer de mama es curable cuando se detecta a tiempo.

publicidad
Publicidad
 “Acuérdense que es el asesino silencioso, no da manifestaciones y cuando las da ya es demasiado tarde”, alertó.

En este contexto destacó que el enfoque de la fundación que encabeza es la llamada mastografía de pesquisa, que consiste en tomar a un grupo asintomático de mujeres que no tienen un padecimiento y hacerles el estudio a fin de realizar una detección oportuna.

Ahora con el equipo de última tecnología con el que contará Fucam (asociación civil que se dedica a dar atención gratuita para las mujeres con cáncer de mama que no tengan seguridad social) se podrá realizar un estudio a las pacientes para determinar el tipo de tratamiento que deberán recibir, con lo que se reducen los daños colaterales y la probabilidad de extirpación radical de la mama.

Asimismo se podrá reducir el tiempo de estudios de una hora a media hora y con ello duplicar la capacidad de atención.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el de mama es el cáncer más frecuente entre las mujeres, toda vez que representa 16 por ciento de los cánceres femeninos.

Tiene mayor impacto en la población de los países de bajos y medios ingresos ante el aumento de la esperanza de vida y la urbanización.

Frente a ello, para el organismo internacional la detección temprana es una estrategia fundamental para el diagnóstico, tratamiento y control oportuno.

En nuestro país al año se presentan alrededor de 14 mil nuevos casos de cáncer de mama.

La incidencia más alta se da entre la mujeres de 20 años y más, pero se ubica en la población de 60 a 64 años. Es decir, existe un incremento en la tasa conforme aumenta la edad de la mujer hasta los 69 años, para después descender.

Y si bien este tipo de cáncer es más frecuente entre la población de 40 años y más, resulta preocupante su presencia en mujeres de 20 a 29 años debido a que su pronóstico de la enfermedad es malo.

 

Publicidad