Congruencia gubernamental

Con Visión Ciudadana

Siempre he estado muy a favor de la congruencia en los funcionarios públicos, y es que frecuentemente nos topamos con situaciones que rozan en lo irrisorio, si no mal recuerdo, hace unos días salió a la luz una nota de un medio nacional donde destacaron una incongruencia muy grande dentro de la Secretaría de Gobernación, en concreto salió a la luz que del presupuesto aprobado para rehabilitación de centros penitenciarios, el cual evidentemente debiera de ser muy austero para poder solventar las dificultades financieras que atraviesa el país, se utilizó la mayor parte en la compra de varias camionetas de lujo para altos funcionarios de la SEGOB y en el pago de viáticos para viajes también de altos funcionarios, el mensaje y el chiste se cuentan solos, un rubro tan importante y más aún después de los disturbios que se han dado en los penales, es dilapidado en gastos que a todas luces se pueden considerar superfluos.

publicidad
Publicidad

Pero bueno así como hay malos ejemplos, también los hay buenos, y en Nayarit en días pasados el secretario estatal de finanzas, Mario Pacheco Ventura, presentó ante el Congreso del Estado el paquete fiscal para 2017 y cuál es la prueba idónea de que la congruencia es una política pública más que acertada, dicho paquete que presenta un incremento de apenas un 1.47% respecto del año anterior, demuestra que el gobernador Roberto Sandoval Castañeda, tiene muy presentes las prioridades de nuestro estado, los reclamos populares y por supuesto la situación que reina en el país y en el mundo, con adecuaciones para ahorrar al máximo en rubros no indispensables y poder destinar esos recursos a otros mucho más indispensables como lo son la salud, la educación, la seguridad y los programas sociales.

Durante todo lo que va del sexenio estas acciones y estos rubros prioritarios han quedado más que claros por parte de la administración estatal, que año con año ha centrado sus esfuerzos en nuevas techumbres en las escuelas, en la creación, renovación y expansión de hospitales, en el equipamiento de la policía Nayarit o la creación de la guardia civil y por supuesto en programas como PROSA que mantienen alimentadas a las familias de escasos recursos en el estado.

Así pues, Roberto Sandoval inicia el último año de su gestión, en una nota alta pues si bien el presupuesto es austero, presenta una eficiencia incomparable y sobre todo congruencia con la situación financiera actual y los retos que enfrenta nuestro estado, bien por el gobernador y bien por sus funcionarios que aun en la etapa final, continúan  enfocados en hacer un mejor Nayarit.

Publicidad