Corrupción es un cáncer, asegura Jorge Richardi

Ese lastre genera pobreza en las mayorías pero los políticos se hacen ricos a costillas del pueblo

Jorge Richardi admite que el principal problema que genera pobreza o riqueza —según sea el caso— en los países, es la corrupción.

publicidad
Publicidad

“Finlandia es un país rico, ¿es corrupto? No; Brasil es un país pobre, ¿es corrupto? Sí; ¿Filipinas es corrupto? Sí; Dinamarca, ¿corrupto? No; ¿México país pobre? Sí. ¿Corrupto? Sí. Todos los países que tenemos problemas económicos asumimos el mismo común denominador: gobiernos deshonestos y gobiernos corruptos”, asegura el aspirante a la presidencia municipal, Jorge Richardi.

Entonces, el mejor camino para el desarrollo es acabar con la corrupción; tarea que no es fácil, reconoce.

“La corrupción es un cáncer, y terminar con ella es difícil; es un tema que se tiene que atacar desde la legislación. ¿Y quiénes están en la legislación? Pues los partidos políticos y los políticos; no se van a cortar ellos las manos”, advierte.

“Pero alguien tiene que empezar, y hay que comenzar desde la casa, hay que ordenar la casa. Por el momento no me preocupa cambiar más que mi ciudad en la que vivo: quiero una mejor ciudad para vivir, quiero una ciudad de la que me pueda sentir orgulloso”, dice.

“Tenemos una gran ciudad, con un gran clima, con muchos recursos —afirma—, pero desgraciadamente es una ciudad que durante muchos años ha sido saqueada y explotada, y que cada vez va hacia abajo”, lamenta.

“Esto es lo que yo quiero cambiar; quiero caminar por las calles y poderme sentir orgulloso de lo que hice, no que la gente después me señale: ‘ahí va este individuo que llegó al puesto y se enriqueció’. No. No tengo necesidad económica”, asevera.

“Sí tengo necesidad como ciudadano de cambiar mí ciudad, y sí también la necesidad de trascender en la vida como una persona que hizo lo correcto y que le cambió la cara y la fisonomía a Tepic”, precisa Jorge Richardi.

Publicidad