De PAN y PRD, los estados con más crímenes

En Tamaulipas (PAN) se dispararon las cifras 31.2%. Nayarit (PAN-PRD) fue la entidad con más homicidios durante 2017. La tasa promedio mensual subió 445%

A unos días de que el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) publique el reporte de la incidencia delictiva del mes de diciembre, los registros indican que la tasa de homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes aumentó en el último año en los estados gobernados por los partidos que actualmente integran el Frente, es decir, Acción Nacional (PAN), Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC).

publicidad
Publicidad

Según el reporte Tasas por cada 100 mil habitantes 1997-2017, basado en datos del SESNSP, el incremento en la medición de asesinatos va del 11.3 por ciento al 445.5 por ciento.

En Aguascalientes, gobernado por el panista Martín Orozco Sandoval, la tasa de homicidios dolosos aumentó 115 por ciento al pasar de 2.60 enero a noviembre de 2016, a 5.58 entre enero y noviembre de 2017.

Baja California, bajo el poder de Francisco Vega, hubo un aumento de 80.5 por ciento, al pasar de 29.47 por cada 100 mil habitantes en 2016 a 53.20 en los primeros 11 meses de 2017.

En Baja California Sur, bajo el gobierno de Carlos Mendoza Davis,  subió 183.5 por ciento, ya que de una tasa de 21.54 en 2016, aumentó a 61.07 entre enero y noviembre del año pasado. En Chihuahua, donde gobierna Javier Corral, se incrementó 25.7 por ciento la tasa de homicidios por cada 100 mil habitantes, al pasar de 29.89 en 2016 a 37.57 en 2017.

En el caso de Nayarit, también hay un aumento de 445 por ciento, al pasar de 3.13 en 2016 a 16.63 en 2017. Sin embargo, hasta septiembre pasado, esa entidad era gobernada por Roberto Sandoval, del PRI.

En Tamaulipas, la tasa de homicidios por cien mil habitantes prácticamente no había crecido en promedio durante los 14 meses previos al cambio de gobierno; tras la llegada del panista Francisco Javier García Cabeza de Vaca despuntó 31.2%.

En Quintana Roo, donde en los últimos 14 meses del gobierno priista la tasa de homicidios dolosos, había crecido 5.6% promedio mensual, dicho índice creció en un 77% en promedio mensual un año y dos meses de la llegada del frentista Carlos Joaquín.

El estudio que toma en cuenta la cifras  del SESNSP también muestra un crecimiento exponencial de otros delitos en los estados gobernados por el PAN y el PRD, como secuestros y extorsiones.

De 2016 a 2017, las entidades que registraron mayor aumento en la tasa de secuestros por cada cien mil habitantes fueron Aguascalientes, 393.7 por ciento; Quintana Roo, 191.9 por ciento; y Durango, 112.2 por ciento.

Las entidades que registraron mayor incremento en la tasa de extorsiones fueron Veracruz,166.1 por ciento, gobernado por Miguel Ángel Yunes. En el caso de Quintana Roo el aumento es de 116.6 por ciento, si comparan las tasas de incidencia de 2016 y 2017.

La tasa de robo de autos no registra una disparidad tan grande: los datos señalan crecimientos del 17.4% en estados gobernados por la coalición PAN-PRD y MC. Donde más se incrementaron las tasas de hurto de vehículos automotores fueron Puebla, 123.9 por ciento, Quintana Roo, 102 por ciento y Tabasco 56.5 por ciento.

De enero a noviembre de 2017 hubo 23.1 mil homicidios dolosos, lo que representa 4 mil 400 casos más que en el mismo periodo del año anterior. Del total, 66% está en estados frentistas.

Nayarit, la cruda realidad

Este 2017 se cuadriplicó la cifra de homicidios dolosos en Nayarit. La mayoría de los crímenes se registraron en el segundo semestre del año, contraste con la aparente paz que se vivía hace cinco años. 

El nuevo gobierno del estado que cumple sus primeros 100 días, tiene una explicación para lo que sucede en el estado: una pugna territorial entre grupos delictivos; San Blas y Tepic, de los municipios más afectados por la violencia.

“Lo que no teníamos presupuestado, lo reconozco, era el tema de la violencia, es decir, sabíamos que había un entramado de relaciones de complicidad entre altos funcionarios con el crimen organizado, pero no asumíamos el tamaño del desastre y de la descomposición que iba a derivar en una escalada de violencia como la que hoy estamos enfrentando”,  indicó Jorge Aníbal Montenegro, secretario general de Gobierno del Estado.

Para recobrar la seguridad y la confianza, la policía estatal ya no está embozada y tiene identificación, a los policías con salarios bajos se les gestiona un incremento y un nuevo fiscal ha sido nombrado: Petronilo Díaz.

“Restituirle las facultades al ministerio público, porque el ministerio no podría hacer la liberación de un vehículo, no podía hacer la liberación de una persona; estaba totalmente acotado en el servicio de sus facultades que la ley legalmente le atribuye, y en cierta manera dudaban al momento de ejercerla porque todo se resolvía acá en el despacho”, expresó el nuevo fiscal de Nayarit Petronilo Díaz.

Por último, Jorge Aníbal Montenegro aseguró que no se pactará con criminales, “caer en la tentación por la premura de acabar con la violencia en el corto plazo de caer en la tentación de buscar acuerdos vergonzantes, lo único que va a hacer en el mediano y largo plazo es descomponer aún más las condiciones sociales y de seguridad”.

Publicidad