De prestaciones y revelaciones

Con Visión Ciudadana

En diferentes ámbitos de acción pero encaminados en una dirección similar, el día de ayer trascendieron dos notas que me gustaría comentar en este espacio, en tanto considero son de gran importancia para la vida política de nuestro estado, por un lado las declaraciones del Secretario General de Gobierno del Estado, Jorge Armando Gómez Arias, en las que destacó una situación que está a la vista de todos y que a pesar de ser usada continuamente en contra del gobierno de Roberto Sandoval, la realidad es que es una situación insostenible que aún sin modificarse como se demanda tiene en una situación muy cómoda a los trabajadores de gobierno del estado y en una muy difícil a la administración pública estatal, por otro lado la información revelada por el actual rector de la máxima casa de estudios de Nayarit, Jorge Ignacio Peña González, confirmó lo que muchos ya presuponían, que existen algunos individuos que cobran en la nómina de la universidad y no laboran su carga completa o en algunos casos no laboran del todo las horas que les son pagadas.

publicidad
Publicidad

En primer término, y en referencia con el aumento salarial para 2017, el Secretario Jorge Armando Gómez Arias, dio a conocer lo que era prácticamente un hecho después del anuncio hecho por la Secretaría de Hacienda a nivel federal con respecto al primer recorte que tendrá el presupuesto de egresos para el próximo año, si bien este primer recorte ha ganado notoriedad por los cortes y reducciones que han tenido diversos ramos a nivel federal, lo cierto es que la tendencia de reducción afectará igualmente al presupuesto de egresos de nuestro estado para 2017, pensar en un aumento salarial cuando la tendencia de las finanzas públicas es totalmente opuesta, es sencillamente ilógico, además siendo sinceros las prestaciones que actualmente gozan los funcionarios de gobierno del estado son realmente envidiables, cualquiera que trabaje en una empresa particular soñaría con recibir la mitad del abultado aguinaldo que se entrega ordinariamente o los días extra de vacaciones que se gozan, obviamente es justo recibir un aumento en concordancia con la inflación de precios, sin embargo solo lo es así cuando es viable, cuando no se ponga en peligro la continuidad del funcionamiento administrativo y financiero del gobierno.

En cuanto al tema de la universidad, lo que muchos presuponían parece que será confirmado por la auditoría que se está realizando en este momento a las finanzas de la máxima casa de estudios del Estado, algunas personas estuvieron recibiendo prestaciones que aparentemente no merecían, de momento los casos descubiertos parecen ser más errores administrativos que dolo en el cobro de prestaciones indebidas, aunque la lógica dicta que es altamente probable que salgan a la luz casos donde efectivamente personas recibían un sueldo sin realizar trabajo alguno, quizá no sean muchos, quizá sean más quienes recibían más de lo que en realidad trabajan, el punto importante a resaltar en esta información, es que los resultados están fluyendo satisfactoriamente, el Rector Nacho Peña, está cumpliendo su palabra plenamente y parece ser que por fin la universidad transitará por una senda de responsabilidad financiera y de claro mejoramiento interno, enhorabuena por estas acciones bien encaminadas.

Publicidad