Deadpool ¿Será domesticado por Disney?

La empresa podría darle un giro al irreverente personaje que aparentemente no encaja en la casa de Mickey Mouse

La compra mayoritaria de 21st Century Fox por parte de The Walt Disney Company emocionó a algunos, pero también desató el descontento e incluso el temor de otros tantos, sobre todo de los seguidores del Marvel, por el tono infantil que pudieran llegar a adquirir los filmes basados en los personajes surgidos de este universo.

Publicidad

Bromas sobre cáncer, rostros desfigurados y violencia, entre otros muchos temas espinosos, son el leitmotiv de Deadpool, quien fascinó con su estilo a muchos que vieron su debut cinematográfico en 2016, mismo que se hizo merecedor de una obvia clasificación R.

De ser ciertas las sospechas de los más pesimistas, quienes podrían verse más afectados serían los filmes de Deadpool, dadas las características de este personaje que hizo sus primeras apariciones en los cómics de los X-Men.

Surgido originalmente en las páginas de The New Mutants, en 1991, Deadpool se caracterizó desde su primera aparición por ser un personaje propenso y orientado a las incorrecciones políticas, un perfil que bajo el techo de Disney podría sufrir cambios.

Desde el inicio Ryan Reynolds encajó a la perfección en el personaje. Foto: GQ/Alasdair McLellan

Sin embargo, ante la inminente llegada de Disney, son sus propios ejecutivos los que arrojan calma a los hiperventilados fans que temen que se haga un reboot políticamente correcto de la saga.

«Deadpool, claramente, ha tenido y tendrá la marca de Marvel. Pero creemos que quizá hay una oportunidad para que Marvel tenga una marca con calificación «R» con algo como Deadpool. Siempre y cuando dejemos al público saber lo que va a venir después, creo que podemos manejarlo bien», dijo Bob Iger, director ejecutivo de Disney a The Hollywood Reporter.

Al mismo tiempo, Rob Liefeld, creador del personaje, tampoco cree que Disney tenga el mal tino de dejar ir a un público cautivo que fue logrado gracias al estilo único de este antihéroe.

«Bob Iger no ha conseguido este nivel de éxito sin precedentes para Disney por accidente. Este hombre lo entiende. Entiende la cultura y, más importante, entiende las preocupaciones de los fans”, dijo el dibujante californiano.

Por otra parte, tomando en cuenta que Deadpool obtuvo más de 783 millones de dólares en taquilla a nivel mundial, ante la posibilidad de repetir cifras similares bien vale hacer ciertas concesiones a las que Disney difícilmente se negaría.

 

Entre broma y broma…

 

Mientras tanto, y en lo que las sospechas se vuelven o no realidad, Reynolds, fiel a su estilo ácido y haciéndole honor al personaje que interpreta, no perdió la oportunidad de trolear la fusión comercial que ahora está en boca de todos.

El actor tuiteó una imagen de Deadpool siendo escoltado fuera de lo que parece ser un parque de diversiones de Disney.

La unión entre ambas compañías ya era seguida por el canadiense desde días antes de su confirmación e incluso tuiteó también «Es hora de descorchar esa tensión sexual explosiva entre Deadpool y Mickey Mouse».