Deja marcados a varios jugadores del Barcelona el empate en Villarreal

 

El Barcelona pudo ganar, estuvo a un segundo de perder y acabó empatando en Villarreal para mostrar, de forma descarnada, todas sus costuras. Si se sabía, y se volvió a demostrar, que Lionel Messi es tan inmortal como decisivo, también se descubrió que en el grupo de Ernesto Valverde las rotaciones que a veces se reclaman a voz en grito pueden provocar un cortocircuito. Y, más aún, que hay futbolistas en la plantilla peligrosamente alejados de la excelencia que se les debería suponer.

publicidad
Publicidad

Si a pesar de los cuatro goles encajados Marc-André Ter Stegen se contempló decisivo en evitar la derrota con hasta cuatro intervenciones decisivas, la ausencia de Gerard Piqué y Ivan Rakitic o el rendimiento de Samuel Umtiti y Arthur, y también Sergio Busquets, dejaron a la vista que, entrando en el momento decisivo del curso Valverde deberá hilar muy fino con sus decisiones. Y que los intocables deberán serlo más que nunca en los partidos que marcarán el éxito de la temporada.

El primer y gran señalado de la noche del martes fue Samuel Umtiti, renovado a precio de oro en el verano de 2018, campeón del mundo con la selección francesa y que hoy está bajo sospecha. Lesionado en el cartílago, forzó para disputar el torneo de Rusia, comenzó la temporada como si nada y acabó rompiéndose para, a partir de ahí, convertir su recuperación en un enfrentamiento con los médicos del club.

Rechazó operarse contra la opinión de los doctores y después de jugar apenas un partido en cinco meses, pasándose cuatro semanas en Catar, pasó examen en Villarreal. El resultado no pudo ser más desalentador. Ausente Piqué, el auténtico líder de la zaga, Umtiti arrastró a Clément Lenglet a completar su peor partido de azulgrana y, personalmente, demostró lo alejado que está de aquel central sólido, rápido y brillante que desafió al Barça hace un año para doblar su salario con un nuevo contrato de crack.

Hoy ya no son disimuladas las voces que dentro y fuera de club apuestan, esperando la incorporación de Matthijs De Ligt, por traspasar al ex futbolista del Olympique de Lyon mientras Valverde cruza los dedos confiando en que en este momento trascendental de la temporada no se constipe Piqué ni caiga Lenglet. La ¿suerte? es que las costuras de Umtiti se vieron en Villarreal, no en Old Trafford. Por ejemplo.

Arthur Melo tampoco salió bien parado del Estadio de La Cerámica. Y enlazó su segundo partido, tras el derbi frente al Espanyol, ofreciendo dudas. En el caso del brasileño, que suma 34 apariciones esta temporada con el Barça, se pone énfasis en su condición física, que no le alcanza en el exigente fútbol europeo tras su llegada directamente desde Brasil, donde el ritmo futbolístico es ciertamente menor.

Titular en 25 de sus 34 presencias, Arthur solamente ha completado cuatro partidos en toda la temporada y si en Villarreal fue sustituido por Carles Aleñá a los 73 minutos, durante el curso ha abandonado el campo en 14 ocasiones entre el minuto 60 y el 80.

“Hay mucha expectativa con él, pero se necesita tiempo”, explicó a ESPN una voz autorizada del club, que recordó la diferencia de Arthur respecto a otros brasileños que en el pasado triunfaron en el Barça. “Romario, Ronaldo, Rivaldo, Ronaldinho, incluso Anderson, llegaron desde equipos europeos. No necesitaron ese periodo de adaptación”.

En ese sentido, por fuerza, sobresale la figura de Rakitic, ausente este martes y cuya personalidad en el centro del campo se entiende indiscutible, tanto como acompañante de un Busquets que le echó demasiado en falta como de costura para enlazar el juego con los delanteros, que agradecen, Messi especialmente, su despliegue incansable.

A la espera del partido que puede definir la Liga frente al Atlético de Madrid y con la visita al Manchester United en el horizonte, el Barcelona sufrió en Villarreal una bofetada de realidad en el momento más oportuno. Se demostró la realidad del discurso de Valverde respecto a que no se ha ganado nada… Y, también, la necesidad de encarar esta recta final de temporada con los cinco sentidos puestos al máximo.

Pero, también, dejó al descubierto la existencia de algunos descosidos que hasta este martes los resultados habían ocultado.

Publicidad