Dejan 120 familias la sierra de Sinaloa

En La Petaca, dijo, la mayoría de las 80 familias abandonó el pueblo por temor a asesinatos en masa

La violencia que se vive en la zona rural y en los altos de Concordia, en Sinaloa, desplazó en cuestión de horas, a más de 120 familias de las comunidades Chirimoyos y La Petaca, de acuerdo con testimonios de las víctimas.

Publicidad

“Todo Chirimoyos se quedó solo, todo el pueblo se quedó solo porque los sacaron, que la gente se fuera, no tenemos de otra, no tenemos opción, somos 50 familias; de La Petaca también la mayoría se salió”, narró una habitante, quien denunció la presencia de grupos armados en la zona.

En La Petaca, dijo, la mayoría de las 80 familias abandonó el pueblo por temor a asesinatos en masa.

Los habitantes de Chirimoyos, una comunidad ubicada a 40 minutos en vehículo desde la cabecera municipal, narraron cómo un grupo armado llegó y los expulsó de sus casas.

“Sí (llegó un grupo armado) y sacó a la gente, no sabemos cuántos eran, toda la gente salió corriendo en la noche, sin ropa, sin nada, sin papeles ni nada, menos dinero, dejan anónimos, cosas así”, añadieron los desplazados, entre los que se encuentran niños y adolescentes.

Dijeron que acudieron a la Presidencia Municipal y a la plazuela de Concordia, porque no tienen otro lugar a dónde ir.

“Nos venimos en ‘raite’, en lo que pudimos salir”.

Las personas desplazadas manifestaron que las autoridades no suben a brindarles seguridad, sólo van a recoger a los muertos, horas después de que se produce el asesinato.

“Se ocupa como una base militar o algo, pero permanente, no que vayan y se den una vuelta, y ya no vuelvan hasta los siguientes días cuando pasó algo (algún hecho violento), ahorita nada más van cuando van a levantar algún muerto”.