Del ayer y el hoy

LA VERDAD… SEA DICHA/Martín Elías Robles

 

publicidad
Publicidad

Qué tal, amigo lector; hoy es martes 9 de abril. Supongo que muchos parroquianos estarán preparando el equipaje para emprender el viaje de vacaciones de semana santa. Este próximo viernes miles de estudiantes en todo Nayarit regresan a sus casas para hacerle imposible y divertida la vida a sus padres. Así es la vida, la familia es lo más importante en el mundo; como dicen los políticos, la unión hace la fuerza, y una familia unida libra tempestades y sale adelante para finalmente disfrutar de momentos agradables, como las vacaciones que espero, para todos, sean formidables.

SE FUE ALBERTO CORTEZ. Esta semana me enteré del fallecimiento del gran Alberto Cortez, este cantautor argentino que logró trascender con su música no sólo en Latinoamérica sino en gran parte del mundo por sus canciones románticas encausadas a la vida cotidiana, a la poseía urbana, al sentimiento humano, sencillo y generoso de la buen palabra, a la eterna inspiración que es la mujer. Conocí su música cuando yo tenía 14 años y empezaba a descubrir la filosofía de la vida, entonces, “Mi árbol y yo” era un cántico a mi insipiente juventud, lo que imaginaba llegaría a ser mi futuro. También, me enternecía “Callejero” que hablaba sobre la vida de un perro, algo en lo que muy pocos se ocupan de mencionar. Alberto Cortez con su “Rincón del Alma” me enseñó a meditar y a saber que la vida está llena de matices coloridos, alegres, pero también grises y tristes, de esperanzas, y recuerdos del ayer. El trovador murió en Madrid España a los 79 años de edad, tras una vida de éxito y grandes canciones.

QUÉ COSAS SUCEDEN EN EL MUNDO. En la época del holocausto, Hitler mandó matar a miles de homosexuales no alemanes por considerarlos una aberración de la raza humana, el loco militar pretendía que en el mundo solo hubiera gente perfecta sin ningún tipo de malformación física o mental, nadie le dijo a este asesino que el enfermo mental era él. Le cuento esto porque curiosamente hoy en Alemania las cosas son muy distintas, esta nación se ha sumado a la lista de naciones europeas donde ya es legal el matrimonio homosexual. Cada vez más la comunidad de la diversidad sexual está siendo aceptada en un mundo donde es necesario hacer posible los derechos humanos y el respeto a todos los individuos sin importar la raza, la religión que profesan, sus afinidades sexuales y sus formas de vida.

EN REDES. Ciertamente muchas personas en el mundo estamos fascinados de las nuevas tecnologías de comunicación, de la manera tan fácil y rápida en que el bendito Internet a través de las redes sociales nos enlaza con los amigos y familiares, con los que viven en la misma ciudad, y los que están a miles de kilómetros de distancia. Por ejemplo, somos felices manifestándonos en el Twitter, o en Facebook donde con la imagen, con sonido, en video, o un simple mensajito externamos nuestro real sentir; nos felicitamos, alabamos, y felicitamos a los seres queridos de una manera muy sencilla. Hacemos de la red nuestro confidente desnudando increíblemente nuestro estado de ánimo, el caparazón tan distintivo que nos protege; muchas veces revelando cosas personales que no debiéramos externar públicamente.

Cuando entramos a las redes sociales estamos abriendo una ventana desde donde podemos admirar un mundo virtual que va hasta el infinito, una ventana que también invita a que otras personas esculquen en nuestra intimidad; es el espacio universal donde la gente muestra una gama de sentimientos bonitos, humanos, pero también algunas veces lo inicuo y desagradable. Hay que tener mucho cuidado con lo que mostramos, pues lo que consideramos grandes momentos de nuestra vida, de repente también se pueden volver una pesadilla cuando la información llega a las personas que no deseamos. Serios escándalos se han dado a conocer por el posteo, una imagen, o un video en redes sociales; las infidelidades, los desaguisados de artistas y políticos, los desnudos impúdicos de las estrellas, los actos de fraude, los robos y las declaraciones de secretos celosamente guardados, todo ello, un mal o buen día, según sea el caso, se vuelven la sensación en redes. Es realmente preocupante lo que ocurre con los vecinos, con las familias cercanas a quienes las redes sociales deberían servirles para afianzar los lazos de amistad, y no como vehículo para mostrar los disgustos, las amarguras, las fobias y los odios hacia los semejantes. Tan bonito que es un posteo agradable, positivo, social y ecuánime. Entrar al mundo de la modernidad cibernética implica ser responsable de lo que publicamos, vigilar lo que recibimos, y tener una mente muy abierta por lo que veamos, pero sobre todo, crear un círculo de amigos que vayan en sintonía con lo que nos guata de la vida, claro en la medida de lo posible.

UN PASEO POR TEPIC. La antigua Plaza de Armas, hoy Plaza Principal de Tepic, es un lugar importantísimo para los capitalinos; aparte del comercio que se trabaja y que se extiende por toda la zona del centro, regularmente transitan por ahí miles de nayaritas todos los días, es un sitio emblemático y vivo; la gente acude lo mismo de compras, que a pasar la mañana o la tarde para sentarse plácidamente en una de las bancas del apacible espacio provinciano, para disfrutar del paisaje enmarcado por la Catedral de Tepic, los edificios coloniales y las fuentes de agua cristalina que alegran el ambiente citadino. También dentro del primer cuadro está el edificio del Ayuntamiento de Tepic, lugar donde los amables tepicenses acuden para tratar de arreglar sus problemas con las autoridades municipales, aunque por estos tiempos los funcionarios que ahí despachan no tengan mucho que resolverles favorablemente. Según la historia, Tepic tuvo iluminación pública desde 1906, y al día de hoy, cuando cae la negra noche, la plena oscuridad en muchas colonias, es indicativo de la pobre administración que nos gobierna; bueno, hasta la Plaza Principal, cuando oscurece, podría estar mejor eliminada con un fósforo que con las modernas lámparas que se han instalado. Ya le contaré más de esta ciudad de Nervo. Hasta pronto. Para comentarios. robleslaopinion@hotmail.com

Publicidad