Demócratas presentan proyecto de ley sobre el control de armas

La propuesta incluye la imposición de controles de antecedentes para la venta de armas y la expansión de la base de datos de compradores

Los demócratas del Senado de Estados Unidos revelaron una lista de principios para el control de armas con la que esperan sentar las bases de una nueva legislación sobre el problema, una semana después del tiroteo masivo en el país, donde murieron 10 personas y nueve resultaron heridas.

Publicidad

La propuesta incluye la imposición de controles de antecedentes para la venta de armas en internet y en ferias, la expansión de la base de datos de compradores y la aplicación de medidas estrictas contra el mercado ilegal de armamento.

El presidente Barack Obama, ha dicho en varias ocasiones que su mayor frustración como mandatario ha sido el fracaso de sus esfuerzos por ampliar el control de armas en el país.

En 2013, tras la matanza en la escuela Sandy Hook de Newtown, donde murieron 20 niños y seis maestras, el Congreso debatió un conjunto de medidas para un mayor control de armas.

No obstante, los legisladores ni siquiera aprobaron la medida que generaba más consenso: un sistema de verificación de antecedentes para impedir que las armas llegaran a los criminales o a las personas con problemas de salud mental.

El nuevo intento de legislación es impulsado por los senadores demócratas Chuck Shumer y Debbie Stabenow y se presentó justo un día antes de que Obama visite Roseburg para reunirse con los familiares de las víctimas del tiroteo del pasado jueves en un centro de educación superior.

Alrededor de 25 senadores asistieron al acto de presentación de las nuevas directrices, entre ellos Bernie Sanders, aspirante a la nominación demócrata para la presidencia de EU.

El líder de la minoría demócrata en el Senado, Harry Reid, expresó en un comunicado su apoyo a esos esfuerzos, al recordar que la violencia con armas de fuego “causa la muerte de 30 estadunidenses cada día” y que los republicanos “no se pueden quedar de brazos cruzados” ante esa situación.

El plan demócrata pretende ampliar el sistema de verificación de antecedentes para que incluya los informes de violencia doméstica y evitar cualquier compra de armas hasta que se complete un examen exhaustivo de seguridad, además de vetar la adquisición de armamento destinado para terceros que no puedan comprarlo legalmente.

Schumer y Stabenow confían en obtener los votos de prácticamente todos los demócratas del Senado cuando impulsen su plan, pero su futuro es complicado en un Congreso controlado en ambas cámaras por los republicanos.

Uno de los republicanos más influyentes del Senado, John Cornyn, ya propuso una ley mucho más moderada, que alentaría a los estados a proporcionar más información sobre los individuos con problemas mentales para incluirla en una base de datos federal.

Muchos demócratas, entre ellos Obama, denuncian que la Asociación Nacional del Rifle (NRA) y la industria armamentística impiden el avance de la legislación de control de armas, porque financian las campañas de muchos candidatos republicanos al Congreso y evitan así cualquier voto a favor de esas propuestas.