Demolerán la presa del mandatario estatal

El Gobernador de Sonora debe demoler la presa ubicada en el municipio de Arizpe, dos represas y clausurar dos pozos en 10 días hábiles

El director de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), David Korenfeld, ordenó al gobernador de Sonora, Guillermo Padrés, la demolición total de su presa ubicada en el municipio de Arizpe y la remoción de todas las obras que están sobre el cauce federal arroyo El Manzanar, afluente de Río Sonora, en un plazo que no exceda los 10 días hábiles.

publicidad
Publicidad

Las obras que debe demoler el Gobernador son la presa, dos represas que tampoco contaban con permiso y una línea de conducción que también se encontró durante la inspección. Además, la CONAGUA también ordenó la clausura de dos pozos de agua subterránea, que no contaban con la concesión para aprovechamiento de aguas.

En caso de que el gobernador no cumpla con la orden, la CONAGUA demolerá la presa y clausurará los pozos una vez que haya transcurrido el término, advirtió el funcionario.

“La cuarta sanción es que se imponen multas por cuatro millones 37 mil pesos por infracciones a la ley de aguas nacionales y su reglamento”, dijo Korenfeld.

La orden se emitió luego de que se confirmó que hubo retención de aguas federales en la construcción de la presa y porque el gobernador no tiene ningún permiso de construcción sobre el arroyo federal.

La CONAGUA comenzó el procedimiento administrativo-sancionatorio en contra del gobernador de Sonora desde el año pasado debido a la construcción de una presa sobre un cauce federal, en el rancho de su propiedad conocido como “Pozo Nuevo”.

El rancho Pozo Nuevo de Padrés se localiza a cinco kilómetros del pueblo de Bacanuchi y se trata de un terreno de tres mil 670 hectáreas, que incluye la presa conocida como El Titanic, la cual se construyó a finales de 2011 y principios de 2012.

La presa de 120 metros de longitud y una cortina de 80 metros de altura, tiene capacidad para almacenar cuatro millones de metros cúbicos de agua que llega del río Manzanal, aunque el gobernador asegura que El Titanic existe desde hace 60 años.

Publicidad