Detienen a Alustiza y Campestrini por portar arma de juguete

Los jugadores de Puebla, Matías Alustiza y Cristian Campestrini, fueron detenidos por portar, presuntamente, un arma de fuego, lo cual terminó por ser un penoso incidente, pues se trataba de una pistola de juguete.

A las afueras de un centro comercial en la Angelópolis, los futbolistas sudamericanos fueron interceptados por una docena de elementos de seguridad, que habían recibido el reporte que señalaba a ambos deportistas por tener un arma en su poder.

Publicidad

Tras la revisión al automóvil en el que se transportaban los jugadores se corroboró que efectivamente, había una pistola dentro, pero se trataba de un juguete propiedad del hijo del ‘Chavo’ Alustiza.

Más tarde, las autoridades reconocieron la falsa alarma y aclararon el bochornoso incidente que protagonizaron los elementos camoteros.

Más noticias

Chivas exhibe a Pumas con nueva goleada en Jalisco

El Rebaño fue mucha pieza para Universidad y recetó un doloroso 4-0 en suelo tapatío

La tradición reinó en Jalisco justo como dictaban los presagios; Chivas dominó el duelo entero, y fue digno vencedor gracias a una goleada de escándalo que cala en el alma azul y oro.
Orbelín Pineda fue el encargado de abrir la cuenta para los Rojiblancos, que se adelantaron al minuto 19 aún con una dosis de fortuna, la suficiente para vencer al Pikolín y su destellante uniforme.
Segundos antes de los primeros 20′, el 7 del Rebaño recibió a las afueras del área; disparó con confianza y, por medio de un desvío, puso el 1-0; festejó con un espectacular salto, y fue cuestión de tiempo para que la ventaja se duplicara.
Fue al 30′ cuando cayó el 2-0 gracias a una fúrica definición de Isaac Brizuela, quien llegó casi por sorpresa al segundo poste tras un centro raso de Cisneros; Palacios fue incapaz de acercarse siquiera al esférico.
Para la segunda mitad se consumó la fiesta, y el ‘Conejito’ repitió la dosis al 65′. Una distracción en defensa fue totalmente letal para Universidad, y nuevamente el hábil volante envió el balón al fondo de las redes.
Ya con los felinos de capa caída, la Chofis López vacunó de nueva cuenta. El 4-0 llegó con un gran recorte del joven sensación en los linderos del área;  un disparo cruzado de gran potencia bastó para sellar el compromiso.
Más allá de la victoria, Chivas vuelve a casa con doble satisfacción, toda vez que obtuvo su primer triunfo como local tras poco más de medio año, y de paso, volvió a golear a Pumas en suelo tapatío tras 18 años.

Publicidad