Detienen a sacerdote pederasta en Jalisco

Suman dos curas acusados por el mismo delito Autlán

Un sacerdote acusado de abusar sexualmente de una menor de edad fue arrestado la víspera por la Fiscalía General de Jalisco en el municipio de Autlán.

publicidad
Publicidad

El sacerdote Francisco Javier García Rodríguez fue detenido acusado de violar a una niña de 11 años. 

La detención del hombre de 60 años ocurrió un día después de que el Papa Francisco aceptara la renuncia del obispo de esa región, Gonzalo Galván Castillo, quien supuestamente habría encubierto a curas pederastas.

La violación de la menor aconteció en el mes de febrero, cuando el sacerdote se quedó como huésped en la casa de la familia. 

Sin embargo, fue hasta el pasado 23 de abril que se presentó una denuncia ante la Fiscalía de Jalisco, luego de que el religioso intimidara a los afectados. 

Los hechos

En su declaración, la mujer manifestó que el sujeto era am igo de la familia, por lo que le daban hospedaje cuando los visitaba por sus vacaciones, pues ellos viven en la colonia Centro del poblado Punta Pérula, en el municipio de La Huerta.

El 4 de febrero de este año, el sujeto estaba hospedado en su vivienda, pero lo dejaron dormir en el cuarto de la menor.

Esta situación fue aprovechada por García Rodríguez, quien durante la noche se pasó a la cama de la niña y la violentó sexualmente.

Al día siguiente, el sujeto amenazó a la menor con hacerle lo mismo a su hermano pequeño, si es que ella le decía algo a alguien.

Esa noche, el indiciado volvió a violentar a la menor y la amenazó otra vez con hacerle algo a su hermanito si decía algo, por lo que la víctima prefirió quedarse callada.

Sin embargo, semanas después, la menor le dijo a su madre lo que había ocurrido, por lo que la mujer decidió tomar acciones legales en contra de García Rodríguez.

El Ministerio Público ordenó la realización de exámenes físicos y psicológicos, mismos que fueron hechos por peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, los cuales resultaron positivos a violencia sexual contra la menor.

Finalmente este viernes, la dependencia confirmó que la captura del religioso se realizó con base en una orden de aprehensión.

De esta manera, suman dos curas acusados por el mismo delito en ese municipio, donde el obispo Gonzalo Galván Castillo presentó su renuncia, según se dio a conocer desde Roma.

Publicidad