Días electoreros

La verdad… sea dicha

Qué tal, amigo lector; hoy es martes 26 de junio, día de San Antelmo. La madrugada de este pasado domingo los perros de mi calle traían un escándalo, que no dejaban dormir, costaba trabajo conciliar el sueño. Pues qué fregados estarán viendo los animales, pensé; ya ve usted que en las leyendas campiranas se dice que cuando los perros ladran es porque cosas sobrenaturales están pasando, vaya usted a saber. Lo que sí, a la llegada del insomnio me dio por recordar mis épocas de estudiante en la secundaria; así me vino a la mente aquel tan famoso libro de cuentos de Juan Rulfo “El Llano en llamas” de corte revolucionario, donde precisamente venía el cuento “No oyes ladrar los perros” un libro que nos tuvimos que requemar para aprobar la materia de español; aunque creo recordar que a mí de la colección de cuentos de Rulfo, el que más me gustó fue el de “Macario” tal vez por el inocente erotismo del personaje campirano y su Felipa. Pero no estamos aquí para comentar de mis púberos ayeres, mejor déjeme contarle de lo que está pasando en el argot político con motivo de las elecciones 2018; mañana miércoles es el último día de las campañas para los candidatos que buscan un puesto de elección popular; aquí en Nayarit los alegres suspirantes desde el pasado sábado han realizado el cierre de sus eventos proselitistas, donde curiosamente todos han anunciado que tienen el triunfo en las manos, qué ya ganaron, bien por ello que hasta el final de la contienda electoral no han perdido el ánimo, y en algunos casos el sentido del humor. También los presidenciables andan por esos lares, Meade, Anaya, Jaime Rodríguez “el Bronco”, y Andrés Manuel López Obrador se avientan el último gorgorito para tratar de convencer a la ciudadanía de sus benévolas propuestas. Así todo está listo para que este próximo primero de julio los mexicanos abonemos con nuestro voto un punto más a la consolidación de la democracia en la nación.

publicidad
Publicidad
EXPRESIONES MORENAS

Con motivo del trabajo periodístico que hemos venido realizando a lo largo de la contienda electoral 2018, que está por concluir precisamente este próximo primero de julio, el pasado viernes recibí una atenta invitación para asistir a un desayuno en compañía de algunos prestigiados columnistas quienes nos reunimos con el candidato al Senado de la República, por el partido MORENA, el doctor Miguel Ángel Navarro Quintero. La verdad es que fue un encuentro muy agradable, donde se tocaron temas interesantes en torno a la historia de México, a la cultura, al comportamiento social, sobre el amado Tepic de antaño, y desde luego, sobre la política que sin duda marca el tema principal de la nación por estos días. Yo no tenía el gusto de conocer personalmente al Doctor Miguel Ángel Navarro, y debo confesarle que me llevé una grata sorpresa al descubrir que el candidato es un hombre muy inteligente que sabe mucho de política, de la problemática social, que habla con mucha sensatez, pero sobre todo, que está convencido de que esta elección la ganarán los de MORENA de la mano de su candidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador; porque, argumenta el doctor, esta vez la gente está decidida a que en México se dé una verdadera transformación en la manera de gobernar, el pueblo ya no quiere más corrupción, ni gobiernos infames; la gente está sintiendo con pasión la oportunidad de una nueva nación donde se respete la democracia, donde haya paz y oportunidades de progreso para todos, y en esa lógica, asegura, es como la mayoría de las encuestas tienen a los candidatos de Morena en los primeros lugares de la preferencia electoral, tanto en el país como en Nayarit.

Ahora que los medios periodísticos son maltratados, vapuleados y amenazados por gobiernos inhumanos e insensatos, me gustó escucharle decir al candidato al Senado por la coalición “Juntos Haremos Historia” que la libertad de expresión, la libertad de prensa es sagrada, que pudiera no coincidir, pero que está en conciencia obligado a respetar cualquier cometario, pues considera que la prensa es el medio indispensable entre sociedades y gobierno, con análisis que pueden ser propositivos, pero también críticos,  en muchas ocasiones para evitar en el futuro de México, hoy que estamos consiguiendo nuevos escenarios, que las cosas pudieran desviarse y no ir en el sentido que la sociedad espera de la cosa pública. De ahí el agradecimiento a los medios informativos por parte del doctor Miguel Ángel Navarro, quien por cierto, muy motivado expresó: “Estamos a unos días de acabarse la campaña más importante que mis ojos, a mi edad, hayan visto por las condiciones en que se encuentra el país; un país con posiciones económicas, sociales, productivas, sanitarias y de seguridad caóticas, con un modelo de país que no responde a la identidad nacional que nos llevó a definir a través de los procesos de la Revolución, de la Independencia, de la Reforma, que ahora en día estamos obligados por el bien de los mexicanos a volver a fortalecernos en una identidad nacional, en una soberanía que entienda a la globalización, sí, pero que empiece por un nacionalismo moderno, por un nacionalismo democrático, en el que los compromisos nacionales en leyes secundarías no sean ley muerta sino que se traduzca en los hechos a los ciudadanos.

Hoy ya no se pueden maquillar los resultados, tenemos a una sociedad muy molesta, muy enojada en el marco de la democracia, y creo que el resultado del primero de julio está destinado para que Andrés Manuel López Obrador sea presidente, un presidente apegado al derecho social, a la austeridad republicana, a la honestidad como conducta inequívoca de su gobierno. Por otro lado, en el Congreso tendremos nosotros que ser fieles intérpretes, antes que del gobierno, de la sociedad, porque la sociedad en nuestra pretensión de ir al Congreso nos ha dicho que no les vayamos a fallar, y nos están dando voluntariamente, en su mayoría, una confianza que debe ser en todo momento recompensada en los hechos. Estamos como sociedad en un periodo de madurez extraordinario en el que habremos de construir en el Congreso el México social, el México que se necesita  no solamente para vivir como generación actual, sino para heredar a los que por fuerza vienen detrás de nosotros, a ellos a quienes debemos generarles escenarios de esperanza permanente no de desilusión, ni de derrota”. Desde luego que los colegas periodistas columnistas no perdieron la oportunidad de aprovechar la charla para cuestionar al doctor Miguel Ángel, quien con una serenidad que sólo dan los años y la experiencia fue contestando sin reparo alguno.

LOS RATEROS CON PERMISO

Es verdaderamente inaceptable que las mentadas casas de préstamo en Nayarit estén robando a los nayaritas sin que haya una autoridad que ponga freno a los abusos de estos agiotistas con permiso, quienes sin miramiento alguno todo los días friegan a la gente. Es increíble que con artimañas cobren interés sobre interés, pero además, engañan a las personas con sus préstamos que nunca acaban de pagar, porque manejan una política financiera que la clientela desconoce. A los deudores les ponen multas altísimas cuando no pueden pagar a tiempo. ¿Quién les audita sus fechorías? ¿A quién le rinden cuentas de sus actos estos barbajanes? Qué autoridad es la competente para investigar estos abusos que tienen a muchos nayaritas con el Jesús en la boca porque ya se les ha hecho imposible pagar sus deudas. Este es un serio llamado a los diputados  locales, a los diputados federales, a los senadores para que tomen cartas en el asunto y encuentren la manera de hacer que estos rateros no abusen más de la ciudadanía que ante la pobreza que vive, se ve tentada a aceptar los préstamos “fáciles” que tarde que temprano se les convierten en una pesadilla. robleslaopinion@hotmail.com

Publicidad