El 2016, año electoral

Caldero Político

Pese a que están programadas 14 elecciones, en el 2016  13 estados renovarán sus gubernaturas, sumando el caso de las elecciones extraordinarias de Colima, luego de que el TRIFE anuló el triunfo del candidato del PRI José Ignacio Peralta y decidió que el proceso se volviera a convocar y a realizar.

Publicidad

La efervescencia política es tal que los partidos políticos velan armas y se organizan; PRD y PAN, dos puntos distantes ideológicamente, ya se acostumbraron a olvidar ‘esas pequeñeces de la ideología’, para unirse en la búsqueda del poder, afinando sus tesis pragmática en el sentido de sumar fuerzas, hasta con el diablo si es necesario con tal de obtener algo. El PRI confía en su fuerza y asegura que será el ganador de estas justas.

A repartir el pastel

Al realizarse las elecciones del 2016 cambiará el mosaico político y de gobierno en los estados. Actualmente el PRI gobierna en 18 estados de México: Aguascalientes, Campeche, Chihuahua, Coahuila, Durango, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Estado de México, Nayarit, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sonora, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz, Yucatán y Zacatecas.

En tanto el Partido Acción Nacional tiene a 6: Baja California, Baja California Sur, Guanajuato, Puebla, Querétaro y más o menos Sinaloa, con MALOVA; el PRD gobierna en 4: DF, Michoacán, Morelos y Tabasco; la coalición Partido Movimiento Ciudadano, en uno Oaxaca; el PVEM en uno Chiapas, y dos son independientes: Colima con el interinato de Ramón Pérez Díaz,  y Nuevo León con El Bronco.

Optimismo priísta

Manlio Fabio Beltrones, presidente del PRI, advierte que mantendrán su fuerza en Chihuahua, Tamaulipas, Zacatecas, Hidalgo, Tlaxcala, Quintana Roo y Durango; igual Oaxaca se inclina hacia el PRI, aunque los ex gobernadores traen cada uno su propio candidato, como es el caso del joven Alejandro Murat, a quien patrocina su papá.

El  PAN busca ganar en  Colima y el peor de todos es el PRD, ya que los números al parecer no lo favorecen en esta ocasión, para nada.

La sorpresa podría darse en Sinaloa, estado  gobernado por la coalición PAN-PRD-MC, donde trabaja duro el ex panista Manuel Clouthier, quien ya dio la espalda al PAN.

Que se preparan para el 1018

Así es que el próximo año habrá elecciones locales en 14 estados, 13 de los cuales renovarán a su gobernador: Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas.   Sumando a Colima, donde habrá elecciones extraordinarias. En Baja California sólo serán elecciones para ayuntamientos y el Congreso local. Ya anticipan los politólogos que estas elecciones del 2016 serán el parteaguas para las elecciones del 2018, rumbo a la Presidencia de la República.

Cada elección es diferente

Los expertos dicen que las elecciones federales no son comparables con las estatales y que las mismas elecciones federales intermedias para el Congreso de la Unión son diferentes a aquellas en las que se decide Presidente de la República. Los resultados de cualquiera de ellas son indicadores de lo que podría ocurrir en el futuro, decimos nosotros.

Las elecciones federales de junio del presente año mostraron que los votantes mexicanos están divididos en tres grandes porciones más o menos similares, tendencia que se mantiene, al menos, desde el 2000. Hace seis meses, el PRI obtuvo 29.01% de la votación nacional; el PAN, 21.01%; y la izquierda dividida logró 19.26% (10.87% del PRD y 8.39 de Morena). Estas tres fuerzas políticas son las que pelearán la Presidencia de la República. Es evidente que si el PRD y Morena no logran presentar un candidato común, la disputa será entre el PRI y el PAN, con los aliados que consigan (el PVEM logró 6.91% de la votación nacional; Movimiento Ciudadano, 6.09%, y el Panal, 3.72%, y estos partidos buscarán beneficios políticos y económicos de sus probables alianzas con los partidos “grandes”).

De los 13 estados en los que habrá cambio de gobernador, en seis nunca ha habido alternancia: siempre ha ganado el PRI, ellos son Colima, Durango, Hidalgo, Quintana Roo, Tamaulipas y Veracruz. En otros tres ha ganado la oposición (alianza PAN-PRD, esencialmente) con candidatos ex priistas: Oaxaca, Puebla y Sinaloa, pero no han sido gobiernos opositores, ni siquiera diferentes a sus antecesores del PRI. En los restantes tres la alternancia ha sido entre el PRI y el PAN (Aguascalientes y Chihuahua) y entre el PRI y el PRD (Zacatecas y Tlaxcala).

VEREMOS Y DIREMOS