El nuevo sistema de justicia penal estimula la inversión

El Nuevo Sistema de Justicia Penal garantiza el cumplimiento de la ley con procesos rápidos, eficaces y transparentes, lo que da confianza a los empresarios e inversionistas para realizar sus negocios en un país seguro.

Estos cambios en el modelo de justicia incentivan la economía, abren oportunidades de empleo y  propician un crecimiento integral tanto en los estados como en todo el país, según estableció la Secretaría Técnica responsable de implementar la reforma al sistema de justicia penal en México, que encabeza la doctora María de los Ángeles Fromow Rangel.

Publicidad

Con la implementación del Nuevo Sistema de Justicia Penal se garantiza un estado de derecho sólido, en el que disminuye la impunidad, por lo cual se asegura el cumplimiento de contratos al dar certeza jurídica en las relaciones comerciales con otros países.

Con este cambio en el sistema, se promueve la Justicia Alternativa; una herramienta que hace más ágil la solución de conflictos ya que sus procesos son rápidos y transparentes, lo que garantiza a las pequeñas y medianas Empresas (PyMES) recuperar en un menor tiempo las pérdidas ocasionadas por un delito, sin que éste quede impune.

Este elemento propicia la disminución de  gastos derivados de procesos penales largos y fomenta una cultura de la paz y el diálogo, al mismo tiempo que asegura la reparación del daño.

En el sistema de justicia tradicional, un proceso tardaba en resolverse de 170 a 180 días. Ahora, con el Nuevo Sistema de Justicia Penal, suponiendo que se llegue a la etapa de juicio oral, el proceso tardaría 96 días. Si se opta por Justicia Alternativa, la resolución de los asuntos tiene un promedio de 30 días, aunque en algunos casos se han resuelto en algunas cuantas horas. En el sistema tradicional, el costo de la etapa de averiguación previa es de 15 198 pesos a nivel nacional; ahora se puede reducir a mil 566 pesos a través de las salidas alternas o medidas anticipadas.