El socavón en el Paso Express, tragedia anunciada

La madrugada del miércoles 12 de julio, cuando se abrió el socavón en el paso Express, el predio de Leticia Díaz vecina de la colonia Chipitlán tuvo afectaciones mayores por las lluvias, la cancha de basquetbol que está en su patio trasero estaba inundada hasta la altura de las canastas. “Ya en otras ocasiones nos habíamos inundando en esta parte de la colonia y nosotros por medio de escritos solicitamos el cambio del tubo del drenaje porque ya era insuficiente de acuerdo al flujo de la barranca de santo cristo”. Ella y sus vecinos fueron los primeros en advertir la tragedia y lo habían hecho desde septiembre de 2016.

La primera advertencia fue firmada el 10 de septiembre, la dirigieron a José Luis Alarcón Ezeta, entonces delegado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en Morelos. Se quejaban de no haber recibido información sobre las obras y las afectaciones que estaban padeciendo. Le pedían atender tres puntos, el más urgente “la ampliación en el tubo de aguas negras y pluviales”, el cual consideraban insuficiente “por la cantidad de agua que corre de la barranca de santo cristo a la altura del CONALEP de Cuernavaca”.

Publicidad

Un nuevo escrito fue enviado el 27 de septiembre, reiteraban la necesidad de ampliar el tubo por las inundaciones que se volvían más constantes en la zona. “Salió que era una coladera, que era drenaje y yo mandé otro video para que vieran que también es barranca, yo tengo 61 años, yo conozco con este terreno, nunca había pasado esto, hasta ahora de que empezó el paso express y ya se va a caer el muro, pero dicen que no pasa nada”, describió a Excélsior Celia Sánchez, cuyo predio se ubica justo debajo del socavón.

Alarcón Ezeta dio respuesta al oficio firmado por los vecinos, no les respondió directamente a ellos. Se comunicó con la CEAGUA para pedirles “su opinión respecto de la posibilidad de la ampliación en el drenaje referido” (oficio CSCT 6.16.409.2.-1218/2016)

“No obtuvimos ninguna respuesta, nosotros contactamos a los de la Comisión Estatal del Agua (CEAGUA) para saber si ya había una respuesta por su parte y dijeron que sí, que ya se la habían dado a SCT, pero SCT nunca nos hizo llegar esa respuesta”, continúa su relato Leticia, quien así se enteró de la respuesta de la CEAGUA, que recomendaba la colocación de un tubo de dos punto 44 metros para asegurar un desfogue correcto del agua (oficio CEAGUA/SSE/ 125/ 2016).

Ahí terminaron las respuestas que conocieron los vecinos, hasta que el 12 de julio luego de la fuerte lluvia de la madrugada finalmente fue vencida la estructura. “Estuvimos presentes en aquella esquina de la autopista cuando escuchamos ruidos que venían del otro a lado en los carriles contrarios, pensamos que eran los carros que estaban pasando muy rápido y estaban haciendo el ruido, pero después nos percatamos que el tráfico se detuvo y dijimos, no, ya paso algo”, recuerda Leticia sobre el día del accidente.

Ahora los vecinos consideran que lo necesario en ese punto es un puente que permita una amplia circulación del agua. Un viaducto se puede leer en la minuta que tuvieron ellos y otras colonias afectadas el pasado viernes 13 de julio. Esperan que esta vez la obra señalada sea en efecto realizada.