En California acampan y marchan contra política migratoria

Expresaron su rechazo a la política de ‘cero tolerancia’ del presidente de Estados Unidos Donald Trump contra la migración y pedir que acabe la separación de familias en la frontera

Activistas a favor de los indocumentados en California marcharon y acamparon para demostrar su rechazo a la política de ‘cero tolerancia’ del presidente Donald Trump contra la migración y pedir que acabe la separación de familias en la frontera con nuestro país.

publicidad
Publicidad

En Los Ángeles, aproximadamente 25 personas acamparon afuera de la oficina federal de Inmigración para, entre otras razones, manifestar su oposición con el plan de enviar a miles de indocumentados a campamentos levantados en bases militares, según han divulgado medios estadounidenses.

Tal como dijo Lydia Ponce, del American Indian Movement Southern California, las casas de campaña que instalaron este viernes no las retirarán “hasta que las familias separadas se reunifiquen”, y son una muestra de protesta contra la “falta de humanidad” del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) de Estados Unidos.

La activista señaló que, en estados como Texas, Arizona y California, “hay niños presos en carpas”, en momentos en que la temperatura en esta época sube a 37 grados centígrados y dentro de esas estructuras es mayor el calor.

A consecuencia de la política “cero tolerancia”, al menos 2 mil 342 niños inmigrantes han sido separados de sus padres entre el 5 de mayo y el 9 de junio, según datos oficiales, de los cuales unos 500 ya han sido devueltos a sus familias.

Legisladores como la congresista demócrata por California, Jackie Speier, quien este viernes visitó un centro en McAllen (Texas), denunciaron que en muchos albergues los menores se hallan retenidos en “cárceles”.

“Esos niños no necesitan jaulas, mucho menos inyecciones de drogas para supuestamente calmarlos”, criticó Ponce, en alusión a informaciones periodísticas que sugieren que a muchos niños retenidos en los albergues le suministran calmantes.

La activista aseveró que esos chicos con sus familias emigran por “las guerras financiadas por este país desde hace décadas al sur de la frontera” y por ello demandó a la Administración de Donald Trump que establezca “una manera humana de recibir a familias que buscan asilo”.

Tessie Borden, portavoz de la organización Clérigos y Laicos Unidos por una Justicia Económica (CLUE), dijo que los activistas saben que “en algún lugar de Los Ángeles están detenidos alrededor de 100 de esos niños separados de sus padres”.

Borden señaló que la orden ejecutiva firmada por Trump el pasado miércoles, mediante la cual se detiene la separación de familias, no dice “nada específico” sobre cómo se reunificará a los menores con sus padres.

En San Diego, en el sur de California, unas 5 mil personas se manifestaron este viernes en el centro de la ciudad contra la política migratoria y la separación de familias aprehendidas en la frontera.

Según informa el diario San Diego Tribune, al grito de frases como “Dónde está la humanidad” y “vergüenza”, los manifestantes marcharon hasta las oficinas de ICE donde expresaron su oposición al trato hacia los inmigrantes y refugiados de la actual Administración en la Casa Blanca.

Publicidad