En México, refutan correlación entre carne y cáncer

El Consejo Mexicano de la Carne (COMECARNE) resaltó este martes que la nueva clasificación de la OMS sobre los riesgos cancerígenos de las carnes rojas y los productos cárnicos no valora estudios que prueban que no existe correlación entre la enfermedad y el consumo.

Asimismo, el estudio llevado a cabo por la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés), de la Organización Mundial de Salud (OMS), tampoco toma en cuenta “los beneficios, el valor nutrimental y la relevancia de la proteína cárnica”, señaló en un comunicado.

Publicidad

COMECARNE, integrado por una cuarentena de empresas, dijo que las carnes rojas y los productos cárnicos están “entre 940 agentes revisados (por la IARC) y que dicen poseer cierto tipo de riesgo”.

“La IARC ha establecido que incluso respirar aire, sentarse al lado de una ventana asoleada, beber café y vino, comer alimentos asados y hasta aplicarse sábila (Aloe vera) posee cierto riesgo para padecer cáncer similar al que poseen las carnes rojas y carnes frías”, añadió.

El consejo afirmó que se ha probado científicamente que el cáncer “es una enfermedad compleja y multifactorial”, fruto de varios elementos como el medio ambiente, la genética, la alimentación o el estado emocional.

“Se sabe, por otro lado, que ningún alimento por sí solo causa esta enfermedad”, subrayó.

El organismo denunció que el reporte desestima “los beneficios, valor nutricional y relevancia de la proteína cárnica dentro de una dieta equilibrada” y recordó que la propia OMS recomienda su consumo para hacer frente a “las condiciones de nutrición comunes, especialmente en los países en desarrollo”.