¿Enamorado o borracho? Es lo mismo

La sensación de estar enamorado siempre provocará pláticas infinitas, dudas nuevas y desde luego, acciones que podrían parecer tontas. Es un hecho que el estar enamorado te hace ser otra persona, te hace actuar de manera extraña y no te importa nada más en el mundo más que esa persona especial.

Según un estudio, estar enamorado es exactamente igual a andar borracho por la vida. Este descubrimiento, logrado por investigadores de la Universidad de Birmingham, fue publicado recientemente en el Neuroscience and Biobehavioral Review, y básicamente dice que cuando estamos enamorados, el cuerpo produce oxitocina, conocida como la hormona del amor.

Publicidad

La oxitocina está relacionada con la maternidad, el nacimiento de un bebé y el vínculo que se genera entre ellos. Sin embargo, la oxitocina produce efectos en el cuerpo iguales a los del alcohol.

La oxitocina nos incrementa la capacidad de socializar y aumenta un tanto nuestro comportamiento agresivo, por lo que nuestro nivel de enojo está al tope. ¿Qué experiencias has tenido al estar enamorado?