Estado Islámico, al borde de la derrota total en Irak

Las fuerzas iraquíes lanzan una ofensiva sobre último bastión del grupo terrorista en Mosul

Fuerzas iraquíes respaldadas por Estados Unidos lanzaron el domingo una ofensiva en tierra para expulsar a militantes del Estado Islámico de Mosul, en el lado occidental de la ciudad, y acabar con sus intenciones de capturar territorio en Irak.

Publicidad

El primer ministro iraquí, Haider al-Abadi pidió a las fuerzas respeto a los derechos humanos durante la batalla y que cuidaran a las personas desplazadas por los enfrentamientos.

Hasta 40 mil civiles podrían ser desplazados por la ofensiva ante la escasez de alimentos y combustibles en la zona occidental de Mosul, dijo a Reuters Lise Grande, coordinadora humanitaria de Naciones Unidas para Irak.

Unidades de la policía federal iraquí están liderando una carga hacia el norte contra los distritos de Mosul que se encuentran al oeste del río Tigris, para capturar el aeropuerto de Mosul, ubicado al sur de la ciudad, según declaraciones del mando conjunto de las fuerzas armadas.

Capturaron varias aldeas y una estación local de distribución de energía eléctrica en las primeras horas de su avance y mataron a varios militantes, incluyendo a francotiradores, dijeron las unidades.

“Mosul sería una dura batalla para cualquier ejército del mundo”, dijo el comandante de las fuerzas de la coalición liderada por Estados Unidos, el teniente general Stephen Townsend, en un comunicado.

Las Fuerzas de Respuesta Rápida, unidad de élite del Ministerio del Interior, están avanzando junto con la policía federal y capturaron varias villas, informó un funcionario.