Estudiante que apareció en video porno habla tras escándalo

Kendra Sunderland dio sus primeras impresione, sobre el escándalo que desató a nivel mundial en redes sociales por el video porno que grabó en la biblioteca de la Universidad de Oregon en enero pasado.

 

publicidad
Publicidad

La joven dijo al diario neoyorquino que desde niña soñó con posar para Playboy y que su meta es convertirse en modelo profesional. En la entrevista, la chica reveló que el video difundido es sólo uno de varios que grabó para el portal MyFreeCams, un sitio para adultos en donde miles de usuarios realizan actos sexuales en vivo.

Sunderland dijo que antes de dedicarse a hacer videos eróticos pidió trabajo en varias cafeterías y restaurantes, pero no la aceptaron en ninguna, por lo que decidió empezar a trabajar en MyFreeCams, en donde en su mejor día (el día de enero en el que se grabó tocándose y masturbándose en la biblioteca escolar, a petición de un usuario) hizo más de 700 dólares.

Yo no soy como otras chicas que se sienten inseguras con su cuerpo, yo siempre he sido de las que no tiene miedo de enseñar, así que no me sentí rara al respecto”, añadió la joven ex estudiante.

Sobre cómo lo tomaron sus padres, la chica dijo que su mamá estaba sorprendida porque amigos y familiares le decían que algo le había pasado, por lo que imaginó lo peor. Al enterarse de lo que realmente se trataba sólo le retiraron la ayuda escolar que le daban, pero la joven asegura que “no están enojados”.

La chica de 19 años declaró que no sabe quién ni por qué subieron el video de la sesión porno al sitio de adultos PornHub.

 

Sunderland fue despedida de MyFreeCams por haber violado los códigos del sitio, no hacer pornografía en sitios públicos, pero eso no intimida a la joven, pues ahora es más popular que nunca.

 

La joven publicó, el lunes pasado, una sensual imagen en lencería a través de su cuenta de Twitter, @Meowmeows18, en donde el número de seguidores se ha multiplicado en varios miles.

 

 

Publicidad