Evalúan recurso solar de Nayarit

Con la finalidad de establecer patrones de radiación solar en el estado y su aprovechamiento como energía renovable, la doctora Sarah Ruth Messina Fernández, de la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN), lidera los trabajos de la estación solarimétrica local.

En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, la doctora en ingeniería en energía solar fotovoltaica expuso que desde el 2010 se miden en la entidad parámetros de radiación solar, y se estima que la insolación diaria de energía es 5.5 kilowatt-hora por metro cuadrado (kWh/m2) con máximos de hasta siete kWh/m2 en los días más soleados, cantidad similar a la de ciudades del norte del país donde, dijo, es exitoso el aprovechamiento del recurso.

Publicidad

«A partir de 2010 estimamos el recurso de manera global y los resultados indicaron que era bastante bueno, del orden de siete kWh/m2 por día, en los días máximos, el valor es similar a lo que se obtiene en estados como Sonora y Baja California”, comentó.

“Nayarit debería aprovechar el recurso solar, la mayor parte del año es superior a la media nacional, con días comparables a los sitios con mayor potencial del país, con el beneficio de que la temperatura ambiente de nuestra región no se eleva tanto como en esos sitios y beneficia el desempeño de los sistemas fotovoltaicos”, insistió.

El proyecto de la estación solar local, afirmó Messina Fernández, forma parte del proyecto Inventario Nacional del Recurso Solar, liderado por el doctor Mauro Valdés Barrón, del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y del Centro Mexicano de Innovación en Energía Solar (Cemie-Sol) del fondo Sener-Conacyt.

“Se busca generar los mapas de radiación solar y modelos solares de nuestro país, mediante instrumentos de alta precisión y sensibilidad para la medición del recurso solar. Los resultados serán de gran importancia ya que de ahí depende la toma de decisiones en materia energética”.

En la estación solar local, ubicada en la Universidad Autónoma de Nayarit, se está midiendo la radiación global, directa y difusa, infrarroja, ultravioleta y la radiación de actividad fotosintética; estos parámetros son importantes para detonar el aprovechamiento del recurso, la generación de políticas públicas, la planificación de estrategias de los sectores energía, salud o agrario, estimó.

Estación nacional de mediación solar

Según la especialista, Nayarit es el octavo sitio en que se instaló una estación de monitoreo de este tipo —de 17 que conformarán la red—, ya que el país se regionalizó en zonas que tienen radiación solar similar; se seleccionaron 17 sitios por el Instituto de Geofísica de la UNAM, dando a Nayarit el comodato de una de esas estaciones.

La estación solarimétrica que se encuentra en la azotea del edificio de la Biblioteca Magna de la UAN consiste en diversos sensores como piranómetros para la medición de radiación global y difusa, pirheliómetro para medir la radiación directa, luxómetros para la iluminancia, pirgeómetro para la radiación infrarroja, medidores de radiación fotosintéticamente activa; además de una estación climatológica donde se mide la dirección y velocidad de viento, humedad relativa, precipitación pluvial y temperatura ambiente, abundó.

El equipo de investigación local está conformado por el cuerpo académico de sustentabilidad energética y cuatro estudiantes, tres de licenciatura y uno de posgrado, que se encargan de supervisar la operación diaria de equipos, la limpieza de los domos y la nivelación de los sensores.

Los datos obtenidos se envían a un servidor instalado en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) a través de una dirección IP fija, donde se registra la información minuto a minuto.

Messina Fernández adelantó que los datos obtenidos en la región y en la red de estaciones del proyecto serán comparados con los datos satelitales de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), para generar modelos matemáticos y predecir el recurso solar en otros sitios del país donde no hay estaciones solarimétricas.

Asimismo, indicó que será el Laboratorio Nacional de Energía Renovable (NREL, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, quien valide los modelos matemáticos desarrollados por el consorcio de científicos mexicanos.

La estación que existe en la UAN tuvo una inversión superior a los dos millones de pesos, y es una unidad básica, dijo la científica, por lo que resulta costoso invertir en una para cada estado en México, de ahí la importancia de regionalizar el país y generar modelos matemáticos con alto grado de certidumbre, validados con las mediciones en Tierra y con imágenes satelitales.

Fuente de energía limpia

La doctora Messina Fernández declaró que “esta fuente de energía es sustentable, se puede aprovechar mediante sistemas fotovoltaicos que convierten la energía solar en electricidad sin emisiones de dióxido de carbono (CO2), y los paneles fotovoltaicos se pueden colocar sobre las azoteas de las casas, por lo que no hay impacto directo al suelo, además de que la generación de energía está cerca del punto de consumo y no hay pérdidas por transmisión”.

Explicó que para una casa habitación de interés social se puede abastecer 80 por ciento de su consumo de energía eléctrica diaria con un kilowattde paneles fotovoltaicos, por lo que recomendó el uso masivo de este tipo de sistemas de generación de energía.

Señaló que actualmente la energía solar es accesible, pues la tecnología fotovoltaica ha reducido su costo, ya que un sistema de un kWp costaba alrededor de siete mil dólares, ahora el precio de mercado es de dos mil 500 a tres mil dólares, ya instalado.

En cuestiones industriales, añadió, en Nayarit existe una empresa, Salsa Huichol, que desde hace un año genera el cien por ciento de su energía a partir de módulos fotovoltaicos.

Centro Estatal de Energías Renovables

La UAN prevé la conformación de un Centro Estatal de Energías Renovables para el Desarrollo Sustentable, a partir de la diversidad de energías que pueden ser aprovechadas en el territorio nayarita, adelantó la científica.

El estado de Nayarit, en el tema de energías renovables, cuenta con recursos geotérmico, solar, eólico e hidráulico, entonces se hace necesario también estar pensando la creación de una especie de comisión reguladora de energía a nivel estatal, afirmó.

Mientras tanto, desde hace dos años, se prepara a jóvenes capacitados para diseñar y dimensionar sistemas para el aprovechamiento de las energías renovables, ya que una de las líneas de salida terminal de la carrera en ingeniería química está enfocada en energías renovables; y actualmente, subrayó la doctora, se trabaja en el diseño curricular de un programa de posgrado que tendrá una línea de investigación en esta misma temática.

Finalmente, Messina Fernández informó que en el laboratorio donde trabaja se instaló desde 2011 un sistema fotovoltaico de 2.4 kWp que aporta más de 70 por ciento de la energía que se consume en el laboratorio y que con ello se pretende promover el uso masivo de energías renovables en la institución, esperando que este tipo de medidas de ahorro de energía se adopte en lo sucesivo en todas las facultades y campus de la universidad.