Extreman seguridad en zonas clave de Francia

El primer ministro Manuel Valls estima que hay unos mil 400 yihadistas galos o candidatos potenciales, que ya se sumaron a la yihad en Siria o Irak. 

El Presidente de EU fue duramente criticado por no asistir a la marcha masiva.

publicidad
Publicidad

Francia anunció  el despliegue de diez mil militares para proteger sus “lugares sensibles” luego de los atentados islamistas que dejaron 17 muertos y tras asegurar que hay mil 400 aspirantes a la yihad en su territorio.

Al día siguiente de las multitudinarias manifestaciones contra los atentados, el ministro de Defensa, Jean-Yves Le Drian, anunció las medidas tras una reunión de crisis con el presidente François Hollande.

Según el primer ministro Manuel Valls, se estima que hay unos mil 400 yihadistas franceses o residentes en Francia candidatos potenciales o que ya se sumaron a la yihad en Siria o Irak.

Y eso representa un gran aumento: había una treintena cuando me nombraron ministro del Interior (a mediados de 2012), y mil 400 actualmente”, insistió Valls.

En respuesta a esta situación alarmante que parece desbordar las capacidades de los servicios de inteligencia, el Ministerio de Defensa anunció que el despliegue, a su juicio, sin precedentes, de diez mil soldados “para la protección de puntos sensibles” tendrá lugar a partir de hoy.

Estos efectivos se unen a los cinco mil policías y gendarmes movilizados para proteger las 717 escuelas y los lugares de culto judíos de Francia tras los atentados. Mientras seguían buscando a más cómplices de los ataques.

Desde el atentado contra el semanario satírico Charlie Hebdo, Francia registró más de 50 actos antimusulmanes, según el Observatorio contra la Islamofobia del Consejo Francés del Culto Musulmán, que instó al Estado a “reforzar la vigilancia” en las mezquitas.

El Ministerio del Interior informó que los refuerzos también se destinarán a los lugares de culto musulmán.

Llueven críticas a Obama

El presidente estadunidense, Barack Obama, está siendo criticado por no haber asistido y no haber enviado a altos funcionarios a la marcha del domingo en París en respuesta a los atentados contra el semanario Charlie Hebdo.

El presidente francés, François Hollande, estuvo acompañado por mandatarios de todo el mundo en la multitudinaria marcha de París en rechazo al terrorismo y en defensa de la libertad de expresión.

La Casa Blanca está esquivando las críticas porque ni Obama ni el vicepresidente, Joseph Biden, que no tenían nada en su agenda del domingo, se desplazaron a la histórica muestra de solidaridad de París.

El fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, había viajado a París para asistir a un encuentro ministerial sobre yihadismo y antiterrorismo, y pese a que se esperaba que asistiera a la cabeza de la manifestación, no estuvo presente.

Por su parte, el primer ministro de Israel, Benjamin  Netanyahu, permaneció en París para visitar el supermercado kósher donde fueron asesinados los cuatro judíos. Sus restos serán inhumados en Israel en una ceremonia prevista para hoy en el Monte de los Olivos de Jerusalén.

Por su parte, Ahmed Merabet, un policía asesinado el 7 de enero en una calle adyacente a la sede de Charlie Hebdo, será enterrado también hoy en el cementerio musulmán de Bobigny, al norte de París, indicaron las autoridades locales.

Pie de  foto:

Unos mil 400 yihadistas galos o candidatos potenciales, que ya se sumaron a la yihad en Siria o Irak.

Publicidad