Fácil ver el futuro de la transformación

Con visión ciudadana

C
uántas veces no hemos visto la misma historia, gestiones que empiezan con un ritmo sorprendente, abriendo con una y otra acción, con arranques de obras en todos lados proyectando una imagen de cómo se estará trabajando durante los tres años de esta administración, sin embargo son muchos los casos donde conforme pasan los días y los meses este ritmo que al principio dejaba una imagen de abundancia y esperanza en la gente, se va desvaneciendo y en su lugar los problemas en ocasiones no solo regresan, sino que se multiplican o surgen otros nuevos que antes no existían, con un poco de perspicacia, sin embargo es fácil identificar si el trabajo continuará durante toda la administración o si por el contrario se está tratando solamente de dar una apariencia de trabajo.

publicidad
Publicidad

Si a cada obra se le da un periodo de entrega muy largo o si ni siquiera se presenta una fecha de entrega, si los trabajos no empiezan inmediatamente, si las obras únicamente se generan conforme al arbitrio del Presidente Municipal y sus funcionarios y no en función de las peticiones de la gente, si en total la suma de recursos son mayores a los del ejercicio en curso, sería una obra que requerirá de varios años para culminarse, en fin, así como estas características otras más podrían delatar a una administración que trata de impresionar y no de transformar.

Si por el contrario, las fechas de entrega son claras, los trabajos empiezan incluso antes de que se dé el banderazo de inicio de la obra, si las obras son respuesta directa a la petición de los colonos, estaremos muy probablemente ante una administración que busca dar el mayor bienestar posible a la gente, una administración que busca transformar la situación de vida de la gente y que estará trabajando arduamente durante los tres años de gestión, pues esta responsabilidad al momento de actuar es señal evidente de una planeación, de un proyecto a futuro no de un teatro para impresionar a la gente y desviarle la atención a asuntos de menor importancia.

Justamente en este tipo de administraciones preocupadas por la gente, podemos encuadrar a la perfección al Ayuntamiento de Bahía de Banderas que preside con gran diligencia el Lic. José Gómez Pérez, desde el Alcalde ha dejado muy claro cuál es su intención y la de su administración, transformar Bahía de Banderas para beneficio de esta y de las próximas generaciones, trabajando en un proyecto continuo que deje beneficios no solo inmediatos sino que perduren en la historia del municipio, y ciertamente en esta etapa temprana del Ayuntamiento es más que evidente que la intención no solo quedará en discurso sino que durante los próximos años es casi seguro que sentirán la transformación, que voltearán atrás y podrán diferenciar con facilidad un antes y un después.

Cada día tanto los medios impresos como digitales están destacando una verdad realmente innegable, Bahía de Banderas está cambiando a pasos agigantados, con cada calle nueva, con cada programa de apoyo a los más necesitados, a los campesinos, a los prestadores de servicios, a los turistas nacionales y extranjeros, al medio ambiente, ningún ámbito se está dejando desatendido, de principio a fin el Alcalde José Gómez está trabajando por la transformación verdadera de Bahía de Banderas.

Cualquiera que deseé hacer un ejercicio mental y trate de imaginar cómo será el municipio en tres años tendrá una tarea de difícil porque con este ritmo de trabajo y de resultados es difícil medir concretamente el potencial de mejora y de crecimiento, aunque una cosa es segura la situación de vida de los miles de ciudadanos será totalmente diferente, para bien.

Publicidad