Figo dimite por la presidencia de FIFA

En un comunicado, el ex futbolista del Barcelona y del Real Madrid enumeró los motivos que le llevaron a abandonar la carrera electoral y recordó las razones por las que se presentó a este proceso, en el que compite el suizo Joseph Blatter, al frente de la FIFA desde 1998.

“Mi candidatura a la presidencia de la FIFA fue fruto de una decisión individual, después de oír a mucha gente relevante en el universo del fútbol internacional”, reflejó Figo.

Publicidad

Figo desgranó en su comunicado por qué quiso presentarse al desafío de la FIFA: “El universo de un deporte que me dio todo lo que soy y al que quise corresponder ahora, fuera del campo, y que además está sediento de cambio. La FIFA necesita un cambio y creo que de forma urgente”.

“Guiado por ese deseo, respaldado por apoyos formales y por la impresionante oleada de apoyos de jugadores, exjugadores, entrenadores, árbitros y dirigentes de fútbol, elaboré y presenté un programa de acción, un manifiesto electoral para la presidencia de la FIFA”, añadió.

En su balance de estos meses de candidatura aseguró haberse sentido arropado. “Viajé y conocí a gente extraordinaria, que reconociendo el valor de muchas de las cosas que se hicieron, también se identifica con esta necesidad de cambio, que limpie a la FIFA del sello de organización oscura y tantas veces vista como un espacio de proclive a la corrupción”, constató.

El legendario jugador luso asumió, no obstante, que hubo situaciones que le avergonzaron. “En estos meses no solo noté esas ganas de cambio que he comentado, también presencié, en varios lugares del planeta, episodios consecutivos que han de avergonzar a quienes aspiran a un fútbol libre, limpio y democrático”.

Figo prosiguió con las razones que le llevaron a renunciar: “A los candidatos no les permitieron dirigirse a las federaciones durante los congresos, mientras uno de los candidatos hablaba siempre él solo desde lo alto de una tribuna. No existió un único debate público sobre los programas de cada uno”.

En una clara alusión a Blatter expresó: ¿No debería ser obligatoria la presentación de ese programa para que los presidentes de federaciones sepan lo que votarán?. Sería lo normal, pero el proceso electoral es todo menos una elección”.

Según Figo, “este proceso es un plebiscito de entrega del poder absoluto a un solo hombre – algo que me niego a aguantar-”.

“A todos agradezco de corazón, porque quiero dejar muy claro que no son ellos la comisión electoral y no son ellos quienes quieren una FIFA cada vez menos fuerte”, comentó.

El portugués finalizó de forma categórica: “La decisión está tomada, no disputaré lo que llaman acto electoral para la Presidencia de la FIFA. Agradezco de todo corazón a todos los que me apoyaron y pido que mantengan el deseo regenerador que puede tardar, pero llegará”.